En china la gente está criando osos al confundirlos con perros: estas son las consecuencias

Compartir
En china la gente está criando osos al confundirlos con perros: estas son las consecuencias

Esta es una de esas historias que parecen imposibles de creer, pero debes tomar en cuenta que los perros que viven en América Latina no son parecidos a los grandes perros que se pueden ver en China. Sin embargo, ¿confundirlos con osos? ¿Cómo puede tener sentido?


Primero se necesita un poco de contexto. Hace algunos años, China tuvo un crecimiento económico increíble. Claro que no fue para toda la nación con más de mil millones de personas, pero miles de chinos sí vieron crecer su patrimonio de la noche a la mañana. Fue entonces cuando comenzaron a comprar los autos más lujosos, las casas más grandes y las prendas más costosas.  



mastín tibetano

 Ahí es donde el mastín tibetano, considerado el perro más costoso del mundo, entra en juego. Si la gente puede comprar las cosas más raras y costosas, el tibetano se se convirtió en símbolo de los verdaderos ricos. Muy alejados de la idea de que adoptar es mejor que comprar, los chinos ricos se desesperaron por conseguir estos mastines como mascotas.

Estas increíbles criaturas pueden llegar a pesar 80 kilos, medir más de un metro y su precio comienza en los tres mil dólares, el más caro se vendió justamente en China por 1.2 millones de dólares.  

Con esta explicación, es un poco más creíble que una persona confundiera a un cachorro de mastín tibetano con un osezno del oso negro asiático, criatura que se encuentra en peligro y es altamente cotizado en el mercado negro.  

Durante un tiempo, Su Yun crió con amor al oso creyendo que era un perro, pero cuando comenzó a crecer más rápido de lo normal y al darse cuenta que comía una caja de frutas y dos cubetas de fideos chinos al día, se dio cuenta que tal vez no era un perro.  

Al momento de llamar a las autoridades, el oso pesaba 113 kilogramos. Era bastante amistoso y se mostraba nervioso si su dueña se alejaba de él, sin embargo, todos sabían que al poco tiempo el oso no podría seguir viviendo en esas condiciones, por lo que fue transportado a un refugio en el que le ayudarían a reintegrarse con su especie.  


cachorros

 Su Yun no recibió un castigo muy grave, pues no sabía que se trataba de un oso y en cuanto sucedió lo reportó a la autoridad y cooperó con ella. Además esta no es la primera vez que sucede, por lo menos otro hombre en China se volvió viral después de que adoptó lo que creía ser un mastín tibetano abandonado y resultó ser otro oso negro asiático.

Criar una mascota es una responsabilidad que debemos asumir desde el principio: conocer de dónde ha salido nuestro amigo peludo y saber que realmente puede vivir con nosotros es algo que tenemos que averiguar antes de llevarlo a casa, de lo contrario podemos causarle a un animalito mucha tristeza. Y en casos raros como este, incluso podemos poner en peligro a una especia. ¡Actuemos con consciencia!

Fuentes:
RT
Etiquetas: china, osos, perros
Comentarios