En Chile ya no se podrán regalar juguetes con alimentos poco saludables

3.3K
En Chile ya no se podrán regalar juguetes con alimentos poco saludables
3.3K

La alimentación es uno de los aspectos fundamentales de nuestra vida, ya que de ella obtenemos la energía con la que contamos durante el día para desarrollar todas nuestras actividades. Por eso es importante que sea atendida con seriedad, y no como una cuestión  estética, sino fundamentalmente de nutrición y salud.


En Chile, 1 de cada 3 niños menores de 6 años tiene exceso de peso. Y la causa de esta tendencia tiene que buscarse, en primer lugar, en el modo de vida que están llevando esos niños; y, también, en los hábitos que los padres enseñan con su ejemplo y fomentan en ellos.

Pero no solo son los más pequeños los que lo padecen: se calcula que en el país latinoamericano muere una persona a cada hora a causa enfermedades vinculadas con el sobrepeso como la diabetes, los trastornos cardíacos y la presión elevada.

Por eso, el Congreso Chileno elaboró la Ley de Rotulado y Publicidad de Alimentos - 20.606, que busca poner un freno a estos índices alarmantes.

ley chile etiquetado de alimentos

Esta legislación regula, especialmente, el etiquetado de los alimentos y su publicidad para brindar, de forma clara y precisa, información sobre todos sus componentes. De esta manera, los envases de productos alimenticios que sobrepasen los límites recomendados, deben llevar una advertencia negra con letras blancas en la cara principal del envase, indicando que son “altos en” azúcares, sodio, grasas saturadas o calorías.

Además, de acuerdo a lo establecido, estos alimentos no pueden ser publicitados a niños menores de 14 años, ni tampoco vendidos, publicitados y promocionados en las escuelas. Del mismo modo, la legislación señala que  no pueden utilizarse para la venta “ganchos comerciales” como regalos, concursos, juegos, etc. Esto podría significar que algunas líneas de productos como “Kinder” o la “Cajita Feliz” de Mc. Donalds, que ofrecen juguetes con los alimentos, no puedan seguir funcionando de la misma manera. 

chile-ley de alimentos y etiquetado

Si bien se trata de un cambio de hábitos que seguramente tomará su tiempo revertir, también es cierto que, para elegir, es necesario primero entender bien de qué se trata. Y los etiquetados nutricionales actuales de chile, así como los de muchas partes del mundo no resultan muy fáciles de comprender. Las personas necesitan más y mejor información de los alimentos que consumen como primer paso para elegir opciones más saludables.

Por eso la ley establece que  los envases o etiquetas de los alimentos deben indicar los ingredientes que contienen, incluyendo todos sus aditivos y su información nutricional. Además, señala que no podrá adicionarse a los alimentos y comidas preparadas ingredientes o aditivos que puedan generar daños a la salud, engaños o falsedades, o que  puedan crear una impresión errónea respecto a la verdadera naturaleza, composición o calidad del alimento. Porque muchas veces sucede que algo se presenta "natural" desde el envoltorio, pero no lo es.

Las escuelas también tendrán un rol central, ya que deberán desarrollar o profundizar actividades didácticas y físicas para promover hábitos de alimentación más saludables.

Chile prohibe comercializar juguetes junto a alimentos poco saludables

¿Cuáles son los alimentos considerados “ALTOS”?

Serán así rotulados los alimentos sólidos que posean valores mayores de 275 calorías, 400 gramos de sodio, 10 gramos de azúcares totales y 4 gramos de grasas saturadas, cada cien gramos.

En cuanto a los líquidos, el límite general es: 70 ml. de calorías, 100 ml. de sodio, cinco ml. de azúcares totales y tres ml. de grasas saturadas.






La ley fue probada y publicada en el año 2012 y comenzará a implementarse a partir de junio de este año, marcando un precedente positivo por sus altos niveles de exigencia al regular la publicidad, la venta y el etiquetado de los alimentos que más daño producen en la salud, pero que, a la vez, más cerca están de nuestras manos o nuestras costumbres. 

Fuentes:
Comentarios