¿Embarazada?¿sabes como sería cuidarte holisticamente?

415
¿Embarazada?¿sabes como sería cuidarte holisticamente?
415

 Estas embarazada y quieres lo mejor para tu bebé. Y para ti. Pero no sabes ni por dónde empezar. Ya en si la noticia del embarazo suele causar bastante conmoción." Ala. Si. Es real, hay un ser formándose en mi interior… ¿y ahora qué?" Iremos paso a paso, haciendo una pequeña introducción que tú puedas personalizar y adecuar a tus circunstancias reales.


         Sobre la  ALIMENTACIÓN  en el embarazo, más allá de si comer o no jamón, hay otros factores para aumentar la calidad de lo que comemos y cómo lo comemos. Es importante hacer más comidas al día, menos voluminosas, para asegurarnos un aporte continuado de nutrientes y mejorar las digestiones.
   La calidad de lo que tomamos es también muy importante para la salud del recién nacido, ten en cuenta que le estas aportando los nutrientes para su sistema muscular, esquelético, etc... y que esto repercutirá en su salud futura y su desarrollo. Intenta tener un aporte suficiente de fruta y verdura (mínimo 4 porciones al día), mejor si es de temporada, y si es ecológica mejor que mejor. Los pesticidas e insecticidas usados en los cultivos tradicionales se acumulan en los alimentos y pasan a tu torrente sanguíneo, y a través de él, a tu bebé. Si no puedes permitirte consumir alimentos ecológicos, puedes lavar muy bien los alimentos (la plata coloidal ayuda a purificar, puedes encontrarla en herboristerías)
  Los cereales es mejor consumirlos integrales por la cantidad de nutrientes que se pierden al refinarlos y por la resistencia insulínica fisiológica que se produce en los embarazos, que hará que nos sienten mejor los hidratos sin refinar.  Evitar los tóxicos (alcohol, cafeína, azúcar blanca…),  no sólo por su nulo aporte sino porque el cuerpo pierde energía en el proceso de eliminación de los mismos, y, en ocasiones dificultan la absorción de nutrientes esenciales. Por ejemplo, un aporte de cafeína detiene la absorción de calcio y favorece la osteosporosis.
Es importante también beber abundante agua, ten en cuenta que tu cuerpo está produciendo la sangre para tu bebé, además el tránsito intestinal estará ralentizado por causa de las hormonas y una buena hidratación te ayudará a prevenir el estreñimiento.    

          En cuanto a la relación ACTIVIDAD/REPOSO, a la mayoría de las mujeres en el primer trimestre les entra bastante somnolencia (esto se debe entre otros factores a la progesterona, una hormona que aumenta durante el embarazo). Es importante escuchar al cuerpo y descansar. No siempre es posible, sobre todo si trabajamos fuera de casa o tenemos otr@s hij@s, para ello debemos organizarnos bien, delegar y cuidar también la manera de realizar nuestra actividad diaria en cuanto a posturas, movimientos bruscos, etc.    Un ejercicio físico continuado, adecuado a nuestros gustos y circunstancias, será siempre recomendable para mantenernos saludables. 

        En cuanto a la HIGIENE POSTURAL hay otra hormona, la relaxina, que relaja los ligamentos del cuerpo, haciéndolos más elásticos. Esto es una ventaja a la hora de parir, pero puede producir más lesiones durante el embarazo sino tenemos cuidado en cómo nos movemos. El embarazo nos brinda una oportunidad excelente para tener más conciencia corporal e ir bajando el ritmo (y un excelente entrenamiento para el postparto).   

      En cuanto a nuestras EMOCIONES el embarazo es un momento vital en la vida de la mujer, que nos conecta con vivencias grabadas en nuestras células (desde que fuimos concebidas). Además es un momento de muchos cambios tanto corporales y hormonales como en nuestra vida social y relaciones. Una buena comunicación con nuestra pareja, familiares y amigos, así como un acompañamiento adecuado en nuestra gestión emocional nos va ayudar a afrontar el parto y el postparto de una manera positiva. Desgraciadamente la mayoría de nosotras no hemos crecido aprendiendo a liberar nuestras emociones de una manera sana, sino más bien todo lo contrario. Llorar cuando lo necesitemos, poder expresar el miedo sin sentirnos juzgadas, aprender a canalizar la rabia…son ejercicios que nos preparan para estar más en contacto con nosotras mismas y poder acompañar el crecimiento de nuestros bebes desde la consciencia y el respeto.    

       En cuanto a las RELACIONES SOCIALES durante el embarazo, sobre todo si es un primer embarazo, puede que te generen ansiedad e inseguridad, sobre todos si tienes unas ideas de parto y/o crianza determinadas y te sientes cuestionada por tu entorno. Durante el embarazo las mujeres nos encontramos en un estado más vulnerable donde todo lo que “llega” de fuera nos toca más. Asimismo, en esta cultura, hay una costumbre bastante arraigada de contar historias traumáticas de embarazos, partos y lactancias. Pocas son las mujeres que se encuentran con alguien que les felicita por su embarazo, les pregunta que tal lo están viviendo y como se sienten de cara al parto y la crianza. La mayoría recibimos juicios y recomendaciones, aun sin pedirlos, y escuchamos una tras otra historia de partos y lactancias sin final feliz. Hay que aprender a protegerse y reservar energía. Aquí las parejas pueden ayudar mucho, derivando la conversación y acompañando a sus mujeres para que puedan gestar con calma y confianza.   

        En la RELACIÓN DE PAREJA ( si la tienes) es posible también que se vivan cambios y vaivenes. La incertidumbre de como os va a cambiar la Vida, los miedos al parto, el deseo de que el bebé este sano…Estáis viviendo juntos uno de los momentos más intensos en la Vida de una pareja. Es muy importante la comunicación y el contacto. Puede ser que tu libido esté aumentada o todo lo contrario. Poder expresar cómo te sientes y escucharlo a él como se siente os va a ayudar a manteneros unidos a pesar de los cambios. Hacer cosas juntos, preparar la llegada del bebé, disfrutar del tiempo en pareja, en definitiva, compartir este momento os hará estar más unidos como pareja y más preparados para acompañar a vuestro bebe.    

         Y, para la confianza, esencial el CONTACTO CON LA NATURALEZA. Como mamíferas que somos, todo lo que nos lleve a conectar con esa realidad animal nos va ayudar a sentirnos más confiadas en nosotras mismas y en el proceso natural de gestar y parir. Caminar por la playa, sentarse a la sombra de un árbol, en definitiva TODO lo que nos ayude a sentirnos bien, hará que segreguemos ENDORFINAS, las hormonas del placer. Estas endorfinas le llegaran por el cordón umbilical a tu bebe, así que él también sentirá esas experiencias placenteras.    

   Y, sobre todo, se trata de sentirse bien con una misma. No de estar feliz todo el rato, eso es imposible. Sentirse bien con una misma tiene que ver con el aquí y el ahora. Aceptar lo que hay, si hay pena, pena, si hay miedo, miedo….y escucharnos, escuchar que necesidades tenemos y tratar de expresarlas y cubrirlas. Tener un momento de escucha personal ¿Qué me pasa? ¿que siento hoy?¿que necesito hoy? Poder tener momentos de actividad y momentos de calma, momentos de compartir y momentos de intimidad, momentos de risas y momentos de lágrimas. Poder acompañar la Vida como humanas que somos.

    Soledad Guinea Díaz. Enfermera y doula.
www.partoencasa-vidar.es
nacimientovidar@gmail.com

Comentarios