El verdadero tú

73
El verdadero tú
73

En la página de inicio de este blog (www.buildyouruniverse.wordpress.com) te he invitado a darte la oportunidad "de no ser tú". Esto no significa que cambies quien eres en un total desconocido o en una persona que alguien más te está diciendo que seas. El verdadero tú está ahí, la esencia está ahí, dentro de ti. Sin embargo, las circunstancias en nuestras vidas pueden que nos hayan llevado a esconder “nuestro verdadero ser” por varias razones. Podría ser que escondemos a “nuestro ser real” porque no podemos hacer frente a las críticas, o porque queremos ser aceptados por otras personas, o porque simplemente no sabemos cómo escuchar a nuestro ser interior y estamos tratando de encontrarnos a nosotros mismos imitando a otra gente. Cuando conocemos a nuestro verdadero ser, sabrás cómo observarlo, aceptarlo y abrazarlo. Te siente libre, y sabes que no es necesario luchar por la aceptación porque te aceptas a ti mismo. Cuando conoces a tu verdadero ser, te expresas, te mueves siguiendo la libertad que tu naturaleza interna genera, no reaccionas cambiándote a ti mismo para para satisfacer la opinión o expectativa de cualquier otra persona acerca de ti. Cuando conoces a tu verdadero ser, eres libre, estas satisfecho y tener paz.


Muy a menudo, cuando crecemos, nuestro verdadero ser interior es enviado detrás del escenario donde solo es testigo de cómo hacemos uso de otras caras para satisfacer las necesidades de otras personas o nuestras propias necesidades en un intento de encontrar a nuestro ser interior, simplemente porque nos hemos olvidado de que nuestro ser interior está ahí, detrás del escenario, esperando que nosotros lo llamamos. Es posible que hayamos olvidado que estamos allí, así que nos sentimos perdidos, nos sentimos en el limbo, sentimos que tenemos que recorrer un largo camino para encontrarnos a nosotros mismos. Sin embargo, nuestro ser interior está y estará siempre allí. Sin comprensión y percepción, es difícil entender que sólo tenemos que ir muy profundo en el interior, detrás del escenario, para ver cara a cara nuestro ser interior. Durante la confusión, tratamos de buscar en otros lugares, desesperadamente. Buscamos y buscamos respuestas y volvemos con más preguntas, frustraciones y más intentos para satisfacer la sensación de vacío que la falta de conciencia acerca de nuestro ser interior trae consigo.

Es en esta búsqueda, siguiendo los caminos equivocados para encontrar a nuestro ser interior, en donde te invito "a no ser que tú". Estás siendo una ilusión cuando esos sentimientos de frustración surgen, cuando se vive todos los días tratando de satisfacer ese deseo fuerte de aceptación, cuando ese sentimiento se vuelve insoportable y solo te trae miseria. Nos olvidamos de que nuestro ser interior está detrás del escenario porque nos centramos en buscar en otros sitios. Nuestro comportamiento se convierte en una ilusión muy lejos de nuestra verdadera naturaleza. Desarrollamos los patrones de comportamiento para satisfacer a otras personas sin escuchar a nuestro ser interior. Esos patrones se convierten en parte de nuestra vida cotidiana, una rutina difícil de cambiar, sólo porque no tenemos las herramientas y la comprensión necesaria para darnos cuenta de que estamos en un gran escenario, interpretando a algo que hemos creado, pero que no es real, porque tu verdadero ser está detrás del escenario esperando a que lo. Esos patrones, reflejo de la búsqueda frustrada del ser interior, son los que han hecho desviar la atención de otras posibilidades para la búsqueda. Esos patrones son los que nos limitan para darnos la vuelta y ver que nuestro ser interior está ahí, justo detrás de nosotros sin poder comunicarse porque estamos ocupados tratando de encontrar en el lugar equivocado, con la gente equivocada, con el comportamiento equivocado.

Cuando te invito "a no ser tú", te invito a tomar un descanso de esos patrones y a explorar otras posibilidades. Los viejos patrones pueden haber estado desviando tu atención para darte la vuelta y mirar cara a cara a tu ser interior. La limitación más grande de todos los tiempos que impiden que las naciones y los individuos evolucionen es decir "siempre ha sido así". Al oír esa expresión, sin importar el contexto en que la escuches, es una clara indicación de la incapacidad y negación para explorar otras posibilidades. Es un claro mensaje diciendo "No voy a cambiar, esta situación no va a cambiar y yo soy reacio a pensar que algo pudiera cambiar porque siempre ha sido así". Esta simple expresión va en contra de la ley de la naturaleza, la ley de la vida. El universo, los planetas, las estrellas, el agua en la tierra, las naciones, las personas, la tecnología, las moléculas de nuestro cuerpo, todo lo que nos rodea sigue la ley de la naturaleza, la ley de la impermanencia. Todo lo que nos rodea está en constante cambio y movimiento. Lo que experimentamos en este preciso segundo no será lo mismo en el segundo siguiente. Cuando miramos al cielo, vemos las nubes en movimiento, sentimos el viento al pasar de un lado al otro o ir en un patrón aleatorio. Cuando miramos el mar, el agua no es estática, sino que baila al ritmo del viento, la luna y las criaturas vivientes que contiene. Cuando nos miramos en el espejo, nunca somos los mismos. Un día nos podemos ver muy frescos y radiantes, otro día podemos vernos cansado y con sueño. Las partículas subatómicas no están en la misma posición, están en constante movimiento. El oxígeno que respiramos proviene de fuera de nuestro cuerpo, y ha viajado distancias y superado obstáculos para llegar a nuestra nariz, para moverse a través de los pulmones, para llegar a la corriente sanguínea, a cada uno de nuestros órganos, a cada célula de nuestro cuerpo. Todo es movimiento, todo es cambio.Mira a tu alrededor. ¿Qué ves? Siente tu cuerpo, siente tu respiración. ¡Es movimiento, la impermanencia, la dinámica de la vida!

Esa es la razón por la que debemos escuchar a la ley de la naturaleza y explorar nuevos patrones en lugar de gastar toda nuestra energía tratando de mantener esos mismos patrones. Tratando de ir en contra de la ley de la impermanencia, tratando de mantener esas constantes que sólo nos distraen para darnos la vuelta y encontrar a nuestro ser interior detrás del escenario.Si nuestro ser interior se expresa libremente, no habría sufrimiento, ni ansiedad, ni estrés, ni frustración, ni miseria. Si nuestro ser interior se expresara libremente, nos sentiríamos liberados, con paz interior, motivados, amados por nosotros mismos y amados por otros sin ningún tipo de condición, sin ningún tipo de limitación. Si tu ser real está en el escenario, sentirías amor incondicional para ti y para los demás.Si con lo anterior te has dado cuenta de que tu verdadero ser no está en el escenario, no te sientas culpable. Todos pasamos por el proceso de olvidarnos de nuestro ser interior. A algunas personas les lleva más tiempo que a otros para darnos cuenta de las distracciones y, finalmente, dar la vuelta y ver a nuestro ser interior. Perdónate a ti mismo por no ser capaz de ver tu interior. Éste es el primer paso para atreverte a dar la vuelta y enfrentarte a tu ser interior. Tarde o temprano vas a verlo. Tarde o temprano no tendrás miedo de mirar a tu ser interior a los ojos y decir "hola, te veo, te he estado buscando. Gracias por estar aquí todo este tiempo. Gracias por no desaparecer. Ahora, vamos juntos al escenario".Si te identificas con esos sentimientos negativos que he mencionado, entonces hay que probar "a no ser tú" con el fin de encontrar tu ser interior. Es necesario seguir la dinámica de la naturaleza para movernos, cambiar y evolucionar. Tendrás que probar poco a poco a “no ser tú”, y después mirar hacia atrás y evaluar la situación e identificar cómo te siente. Si te sientes un poco mejor cuando intentas "no ser tú", ya habrás dado un gran paso para encontrar a tu verdadero ser interior. Te puedes sentir incómodo al principio, lo cual es normal, ya que estabas tan acostumbrado a esos viejos patrones y te puede sentir raro cuando no los sigues, cuando reaccionas o piensas de una manera antigua. Pero si esos pequeños cambios en los patrones de comportamiento te dan un poco de paz, un poco de alivio, un poco de amor propio, ¡estás en el camino correcto!

Mi proceso de encontrar a mí ser interior no fue fácil, pero algo que me ayudó mucho fue el hacer un curso de meditación Vipassana por 10 días. Voy a dar más detalles acerca de mi primer encuentro con mi ser interior a través de la meditación Vipassana en otro post.

El objetivo de este post era aclarar lo que el "no ser tú " significa en realidad y por qué es importante atreverte "a no ser tú".

¿Dónde está tu ser interior? ¿Está atrás del escenario? ¿O está ya contigo  como papel principal en el escenario interpretando la obra de tu vida?
 

Escrito por Dalinda Sánchez
www.buildyouruniverse.wordpress.com 


Comentarios