El Verdadero Sentido de la Amistad

Compartir
El Verdadero Sentido de la Amistad

La forma en que nos vinculamos con las otras personas y con las relaciones afectivas hacen a nuestra salud y bienestar.

Muchas veces sucede que usamos palabras tales como “amor y amistad” sin tener la verdadera dimensión de lo que ellas significan.

Decimos “mi amigo tal…” o “tengo un amigo a quién…” y tal vez tendríamos que decir “conozco a tal…” o “conozco a quién…” en lugar de utilizar una palabra que involucra tantos valores y sentimientos, que tal vez no sentimos y que el otro tampoco siente por uno.

¿Qué creemos que es la amistad?

 En principio sentirse amigo de alguien es principalmente cuidarlo. Saber lo que le hace daño y evitarlo y lo que le hace bien y hacerlo. Además de aceptarlo como es.

Ser amigo es interesarse por el bienestar del otro y si no se lo ve bien, preguntarle qué le está ocurriendo, o bien ofrecerle ayuda si es que la necesita. Ser amigo es también, poder decirle al otro lo que a uno le pasa y confiar en él. Ser amigo es “ver” al otro y estar atento a no perjudicarlo con las propias actitudes o necesidades.

En general actuamos en nuestros vínculos a partir de la propia necesidad, prevaleciendo el interés personal al del que tenemos cerca. No se trata de inmolarse por el otro, ni perjudicarse uno mismo, sino de encontrar el propio bienestar sin que eso signifique molestar a nadie.

Ocurre que por nuestra propia necesidad buscamos a alguien a quien llamamos amigo para que actúe solamente como “escucha” de nuestras problemáticas, para sentirnos acompañados, para darnos lo que necesitamos, para contenernos ¿Hay una interrelación que pueda llamarse amistad en este tipo de vínculo?

Cada vez el mundo se torna más individualista, cada vez nos cuesta más “ver al otro”. Cada persona está muy enfrascada en su propio problema. Las dificultades en las relaciones, en las parejas, entre padres e hijos, entre hermanos, en los vínculos laborales, problemas económicos, miedo a dejar de “tener” o a perder el empleo o a que no alcance el dinero, adicciones de todo tipo, son cosa de todos los días y cada vez con mayor intensidad.

Por todo esto, por cómo se manifiesta hoy el mundo y las personas que en él habitamos, es que se hace tan importante no perder el verdadero sentido de la amistad, que es el interés real y genuino por el otro.
Amistad y cuidado pudieran ser sinónimos.

El cuidado de uno mismo, del propio cuerpo, de los pensamientos y sentimientos que se tienen, el cuidado por los que viven con uno, por los afectos cercanos, por los que comparten las tareas laborales, por la propia casa, por la tarea laboral, por los vínculos de amistad, por el medio ambiente, por la naturaleza en su conjunto, es una manera de ser: “amigable”.

La amistad y el cuidado van juntos.

Para que esto ocurra necesitamos energía, ojalá encontremos los resortes o herramientas para que la tengamos y podamos hacer de esto una forma de vida que nos ayude a mejorar su calidad y de esta manera contribuir con un grano de arena al bienestar de todo cuanto nos rodea.

Un saludo muy afectuoso para todos.

Liliana Racauchi - José Bidart

LAS DALIAS
Wellness Spa · Eco Posada y Terapias Naturales
Villa de Las Rosas · Córdoba · Argentina
Tel/Fax: (54) 03544-494559 / 03544-15562837
Web: www.spalasdalias.com.ar
E-mail: info@spalasdalias.com.ar
Blog: http://blog.spa-lasdalias.com.ar/
Facebook: https://www.facebook.com/SpaLasDalias/
Youtube: https://www.youtube.com/user/SpaLasDalias
Instagram: https://www.instagram.com/spalasdalias/



Etiquetas: bienestar general
Comentarios