El “Quid” del CHAMPÚ.

1.5K
El “Quid” del CHAMPÚ.
1.5K

Lo más natural para lavarse el cabello es el jabón neutro, natural y vegetal.  Cuando optamos por un champú porque buscamos brillo o no tener frizz, nos encontramos con fórmulas químicas más complejas que pueden ser de origen natural o sintético. Pero aquí surge un problema mayor, los derivados del petróleo o sintéticos son muchísimo mas económicos que los de origen vegetal, por eso son utilizados por el 98% de las formulaciones del mercado. Estas fórmulas pueden ser contaminantes, tóxicas e irritantes,  por eso se las compensa con muchos ingredientes y componentes que alivian el impacto de estos activos, pero terminamos usando un cóctel químico muy peligroso en el uso a mediano y largo plazo.

Ahora bien, puntualmente en Argentina hay  protocolos de producción regulados por Salud Pública, a seguir y  hay que respetarlos para poder comercializarlos. Un  champú, por definición, ya sea natural o sintético, es una fórmula química. Pero para tener en cuenta por ejemplo: un detersivo derivado del aceite de coco es de origen vegetal y natural y puede ser más irritante que otro extraído del mismo origen pero con otro proceso químico, que puede ser más suave o más acorde a una piel sensible. Del mismo modo que un aceite vegetal o un extracto o esencia tienen distintos procesos químicos para separar la parte del todo, a veces más complejos, a veces más simples. La verdad que los químicos pueden ser buenos o malos, al igual que lo es la naturaleza, en ella encontrarás remedios y  también venenos tóxicos.
Por lo tanto es un tema  más complejo que el simple: ¿es natural o sintético?
Por eso sobre los productos Boti-K, que comercializa Platónica en Mendoza, se dice que no contienen químicos sintéticos o químicos artificiales, sino de origen natural y vegetal. Ser 100% Puro y natural en productos de cosmética e higiene, entre otros, en Argentina y porque no, en el mundo, es un proceso largo y lento, pero para Boti-K es hermoso seguir abriendo camino en un mercado con productos tan contaminantes y tóxicos y cada paso que se logra en la biosustentabilidad, es un orgullo. Como el próximo  champú 100% vegetal y sin sulfatos Boti-K  que se lanzará a la brevedad. Es un camino por hacer, no un camino hecho, del mismo modo que los vinos orgánicos, contienen sulfitos, todavía no existen productos 100% saludables, en un mundo donde el 90% de su geografía esta contaminado, incluyendo la tierra , el aire, el agua y todos los modos de combustión. Por eso seguimos apostando a reducir cada vez más ese porcentaje y poder llegar a lo más natural pero también saludable posible.  Nota basada en información del equipo de Boti.K:
 https://www.facebook.com/ BotiKpuro / 
https://www.facebook.com/platonicaecologica/

Comentarios