El polémico glifosato: España lo defiende, Francia lo prohíbe por completo

Compartir
El polémico glifosato: España lo defiende, Francia lo prohíbe por completo

El herbicida creado por Monsanto, glifosato, sigue creando polémica y división, esta vez en Europa, donde Francia avanza en la creación de leyes para suprimir su uso definitivamente y España no.


[También te puede interesar: Encuentran relación entre el uso de pesticidas y el aumento de las malformaciones congénitas]    

En marzo de 2015, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC es su sigla en inglés) evaluó la carcinogenicidad de los insecticidas organofosforados diazinón, malatión y glifosato. Los ha reclasificado como "probablemente cancerígenos para los seres humanos" (Grupo 2A).

Presentación comercial del glifosato

Caso Francia

En Francia, Christophe Castaner, portavoz del gobierno, ha afirmado en declaraciones a la televisión que, como medida para la protección de la salud humana y el medio ambiente, el herbicida glifosato estará totalmente prohibido  -para todo tipo de usos- “antes de que termine el actual mandato del presidente Emmanuel Macron, en 2022”.

Caso España

En el mismo mes que Francia inicia el proceso para prohibir el uso del glifosato, España, durante las jornadas técnicas celebradas en Valladolid, y en respuesta a las preguntas de los periodistas, la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, aseguró que España sigue los dictámenes de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria “que vela por la salud”.

Utilizando esta afirmación como argumento, la ministra confirmó que España “tiene una posición favorable a la continuidad del glifosato”.

Glifosato usado a gran escala

Más polémica

Según una información difundida recientemente por Greenpeace, “el informe sobre el potencial impacto del glifosato en la salud humana de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) fue replicado, casi palabra por palabra, de un expediente presentado por Monsanto para pedir la renovación de su licencia en la Unión Europea”.

Los documentos parecen confirmar que BfR y, por consiguiente, la EFSA no llevaron a cabo una revisión independiente de los estudios científicos sobre los potenciales efectos del glifosato en la salud humana, además de la evaluación del propio fabricante.

Fuentes:
OMS
Comentarios