El Naranjo y sus Aceites Esenciales. (parte 2)

Compartir
El Naranjo y sus Aceites Esenciales. (parte 2)

El aceite esencial de naranja se obtiene a partir de las cascaras de esta fruta.

Como te contaba en la nota anterior, el naranjo es un árbol originario de Asia del cual se pueden obtener 3 aceites esenciales (AE) diferentes: azahar o neroli, Naranja y Petitgrain. En esta nota te hablare sobre las propiedades terapéuticas del AE de Naranja.  


Aceite Esencial de Naranja.
Este AE se obtiene a partir de la expresión en frio de las cascaras del fruto, provenientes principalmente de las fábricas de jugo de naranja; por lo tanto, la especie usada es Citrus sinensis. En su composición química encontramos: monoterpenos, aldehídos y fucomarinas, entre otros. Las fucomarinas son de gran importancia, ya que sobre la piel son fototoxicas; es decir, que en presencia de la radiación solar generan manchas en la piel. Por esta razón te recomiendo usarlo solo en difusión, para evitar reacciones alérgicas o manchas no deseadas.

Su esquicito aroma y su bajo precio lo hacen uno de los AE populares dentro de la aromaterapia. Este aroma genera grandes cambios a nivel emocional y muchos de ellos aplican a una gran parte de la población, es poco frecuente encontrar personas que rechace este olor; por lo cual es útil tenerlo a mano cuando deseamos ayudar a alguien que ha perdido la alegría y la felicidad en su vida. El cítrico aroma del AE de naranja ayuda a quitar la carga emocional de los problemas y de las vivencias que nos suceden. Difunde este agradable aroma en una habitación para que dejes atrás la pesadez del día y te abras paso a un merecido descanso.

Una práctica interesante es inhalar este aroma con los ojos cerrados mientras esbozas una sonrisa, inhalando y exhalando unas cuantas veces, sentirás como una sensación de alivio llega a tu cuerpo y te quita la carga emocional que has acumulado, disipando el nerviosismo y la ansiedad que no te permiten disfrutar el presente.

Usa este aroma cuando te sientas triste o deprimida, cuando sientas que no hay luz en tu vida o la melancolía se ha apoderado de tus emociones. Huele el AE de naranja y deja que este fresco aroma encienda tu interior, renueve tu energía y te aporte la alegría que habías perdido.

Difundir este aroma en una oficina o comedor distenderá el ambiente y fomentará una comunicación espontanea, divertida y despreocupada. También, al ser un aroma cítrico, despertara tu creatividad e intuición, y te ayudara a ver otras opciones a los “problemas” que parecían “sin solución”.

El AE de naranja te conectará con el presente, para que descubras que es momento de reír y de darle felicidad a tu corazón. Recuerda siempre que sentirse bien… es Esencial.

El aroma del aceite esencial de naranja estimula el buen humor y la alegría.
Comentarios