El método de Eisenhower para ser la persona más productiva

Compartir
El método de Eisenhower para ser la persona más productiva

Dwight Eisenhower fue el presidente número 34 de Estados Unidos. Durante ocho años, de 1953 a 1961 hizo crecer la economía de Estados Unidos y la consolidó como la potencia mundial número uno.  


Durante esos años de aparente esplendor, la modernidad se solidificó gracias a sus programas de desarrollo, de autopistas e incluso de tecnología (impulsó experimentos de los que nació Internet y comenzó la carrera espacial al darle a la NASA la importancia que merecía).  


eisenhower

 Su vida fue más que productiva. Antes de ser presidente, Eisenhower fue un militar sumamente activo que sirvió como estratega en la Segunda Guerra Mundial y aunque se pueda dudar de su integridad, no de su eficacia.  

  • Esa productividad surgía de un método de toma de decisiones que seguía como si se tratara de una ley, misma que le permitió siempre hacer las cosas que debían hacerse y dejar de lado todo lo que podría considerar inútil.             

caja de eisenhower

Es bastante sencillo. Divide tus acciones y decisiones en cuatro posibilidades: 

- Las tareas urgentes e importantes las harás de inmediato.

- Las tareas importantes, pero no urgentes las harás después.

- Las tareas urgentes, pero no importantes las puedes delegar a alguien más.

- Las tareas que no son urgentes ni importantes puedes eliminarlas por completo.

hacer

El método de Eisenhower  es eficaz para cualquier persona y cualquier situación. Si llega el fin de semana y tienes muchos planes, es hora de priorizar entre los deberes y las obligaciones. Tal vez debas sacrificar una fiesta con tus amigos por la reunión con familiares o viceversa, tal vez no puedas reparar el armario de tu casa porque es más importante reparar el baño, pero siempre puedes delegar o eliminar otras tareas.

Por otra parte, si lo haces a largo plazo, tal vez decidas que conseguir un empleo es urgente e importante, pero viajar es importante para ti, sin embargo no es urgente y puede esperar unos meses más. Eisenhower lo resume muy bien en esta frase:

“Lo que es importante casi nunca es urgente y lo que es urgente casi nunca es importante”.

A diferencia de muchas personas que optan por ser multitasking y hacer muchas cosas al mismo tiempo, el método de productividad de Eisenhower te obliga a enfocar toda to atención en una cosa a la vez. Terminar con una tarea urgente y pasar a la siguiente.

Tal vez al principio te cueste trabajo, sientas mucha presión y creas que nunca terminarán las tareas urgentes, pero si riges tu vida de acuerdo a esa simple caja, llegará el momento en el que lo urgente y necesario será bastante relajado, lo harás sin problemas y llevar tus días  en paz. 

Fuentes:
Comentarios