El llantén: una hierba con excelentes propiedades curativas

Lu B. por
0
Compartir
El llantén: una hierba con excelentes propiedades curativas

El llantén es una de las hierbas medicinales más abundantes y accesibles. Además, pueden aprovecharse tanto sus hojas como sus semillas para preparar remedios naturales. Entre sus usos, se destaca el tratamiento de afecciones respiratorias, problemas digestivos y curación de heridas.


Esta hierba, también conocida como plantago major, es oriunda de Europa, Norteamérica, el norte de África y Asia occidental. Se trata de una planta con hojas de hasta 15 centímetros de largo y flores amarillentas en espiga. Con ella, pueden prepararse infusiones y crear vendajes.

Qué tratar con llantén

Problemas respiratorios
Por sus propiedades antibacterianas, el llantén tiene la capacidad de eliminar los microorganismos que causan enfermedades respiratorias. Además, es descongestivo y expectorante. Por lo general, se lo usa para tratar la tos, el asma, la bronquitis, la faringitis y la laringitis.

Los mucílagos de esta hierba medicinal ayudan a suavizar las mucosas respiratorias. Es por eso que se la emplea para aliviar el dolor de garganta y curar la boca irritada o con llagas ocasionadas por infecciones. También sirve para tratar la voz ronca y la afonía.

Para que sea más efectivo, se aconseja preparar un jarabe casero. Este se obtiene machacando las hojas de llantén. Se filtra el líquido, se lo mezcla con una parte equivalente de azúcar y se disuelve a baño maría. En cuanto a su dosificación, se recomiendan tres cucharadas diarias.

Problemas del sistema digestivo
El llantén es rico en taninos, motivo por el cual es astringente. Así, ayuda a cortar la diarrea y alivia la colitis. También es demulcente: contiene sustancias viscosas que protegen las membranas internas al igual que las mucosas de nuestro cuerpo. Es por ello que tiene la capacidad de reducir las molestias que generan las úlceras gástricas. Para tratar cualquiera de estas afecciones, se debe tomar una infusión de una cucharada de hojas secas por taza, tres veces al día.

A su vez, las semillas son ricas en mucílagos. De este modo, ayudan a tratar el estreñimiento. En este caso, deberás agregar una cucharadita de semillas de llantén en un litro de agua y calentar hasta que rompa el hervor. Luego, tritura las semillas y déjalas reposar por algunos minutos. Puedes mezclar la infusión con miel o jugo de limón. Usa siempre bastante agua y no consumas más de tres tazas.

Curación de heridas
El llantén es antibacteriano, por lo cual se lo puede emplear para desinfectar cortes y heridas. Además, ayuda a frenar las hemorragias y a acelerar la cicatrización, ya que promueve la regeneración de las células.

En estos casos, se deben extraer algunas hojas y lavarlas bien. Unas pocas deben machacarse y colocarse inmediatamente sobre la herida. Por encima, se debe colocar una hoja entera de llantén, a modo de apósito.

Contraindicaciones

Esta hierba medicinal no suele tener efectos secundarios cuando se la consume por vía oral. Sin embargo, puede generar reacciones alérgicas al aplicarlo de manera tópica sobre la piel. Si eres alérgico al melón, entonces probablemente también lo seas al llantén.

Se desaconseja su uso en mujeres embarazadas y en personas anticoaguladas.

Consejos para cultivar llantén en tu jardín

La planta de llantén no supera los 30 centímetros de altura. Sus hojas miden aproximadamente 20 centímetros. En cuanto al tipo de suelo, no requiere demasiado aunque crece mejor en abundante materia orgánica. Es importante que tenga un buen drenaje, ya que no tolera la humedad excesiva. Es por ello que los riegos deben ser espaciados.

Puedes plantar sus semillas o multiplicarla por esquejes. En ambos casos, se aconseja hacerlo al inicio de la primavera. Es mejor ubicarlo en un sitio donde reciba luz y sombra durante el día.

Sus hojas pueden recogerse en primavera o verano. Para secarlas, es mejor colocarlas en un lugar sombreado y bien ventilado. Una vez listas, se las debe almacenar en recipientes herméticos.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. 

Fuentes:
Comentarios