El láser como tratamiento en patologías vasculares

Compartir
El láser como tratamiento en patologías vasculares

Piernas sin varices

Hoy en día son muchas las personas que sufren patologías vasculares en su día a día y solo bien saben ellos lo mal que se pasa, y las consecuencias negativas que tiene para su salud. Estas enfermedades vasculares están causadas en su mayoría por arteriosclerosis​, que se produce por un aumento del grosor de la capa interna de las arterias, que son vasos sanguíneos que aportan sangre, oxígeno y nutrientes al organismo, desde el corazón. Si el aporte de sangre es insuficiente debido a la arteriosclerosis, se producirán problemas de circulación que podrán ser más o menos graves dependiendo de cada caso y siendo uno de los síntomas más comunes la telangiectasia (arañas vasculares) y las varices, que se refiere a la visibilidad de vasos cutáneos superficiales.



Tratamientos con láser para solucionar problemas vasculares

En el pasado, se usaban tratamientos más dolorosos y que dejaban cicatrices, como el electrocauterio y el láser de argón. Hoy día, sin embargo, existen modalidades láser mucho más eficaces para solucionar los problemas vasculares. Los láseres vasculares son una técnica capaz de conseguir buenos resultados para el tratamiento de las lesiones vasculares tanto superficiales, como profundas.


Tratamiento con láser vascular


El láser vascular se fundamenta en la teoría de la fototermólisis selectiva​, que se refiere a la capacidad por parte de una determinada longitud de onda de ser absorbida y destruir un cromóforo específico, sin dañar las estructuras colaterales o subyacentes. O lo que es lo mismo, la aplicación del láser ocasiona un incremento de la temperatura en el interior del vaso tratado, lo cual produce la coagulación sanguínea con el posterior colapso de las paredes del vaso y su desaparición por absorción gradual por parte del organismo. Previamente se utiliza un sistema de frío que adormece y protege la piel de la zona a tratar. Además el impacto del láser provoca una molestia soportable.

Anestesia
: Normalmente este tratamiento no requiere de anestesia​, pero dependiendo de la gravedad de la situación, si puede necesitarse algún tipo de anestesia. En ese caso, será el médico el que avisará debidamente.

Número de sesiones:
Aunque en muchas lesiones es suficiente con una única sesión, en ciertas patologías o en angiomas pueden realizarse entre tres y cuatro sesiones de una duración variable según la cantidad de vasos que tengamos tratar. Las sesiones deben espaciarse unas seis u ocho semanas.

Resultados
: Los resultados del tratamiento con láser de las lesiones vasculares son, en general, muy satisfactorios. Al acabar la sesión, en la zona tratada se produce una sensación de acaloramiento y una pequeña inflamación​ y enrojecimiento que remiten al poco tiempo. En algunos casos, y en función del tipo de láser utilizado, se pueden producir algunas costras superficiales, o una púrpura en el lugar de aplicación del láser.


Existen diferentes patologías vasculares que pueden ser tratadas mediante láser
 
Angiomas, varices, rosácea, cuperosis, arañas vasculares etc. son algunas de las lesiones típicas que se pueden tratar con láser. Será el especialista el que utilice un láser u otro en función de la lesión específica que tenga el paciente.

Angiomas
: Los angiomas son malformaciones vasculares congénitas de tamaño variable que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Aunque tradicionalmente eran lesiones que no tenían tratamiento (excepto en el caso de que fueran de pequeño tamaño y susceptibles de extirpación quirúrgica), actualmente el paciente no tiene por qué resignarse a vivir con ellos, sino que existen determinados láseres muy avanzados que nos permiten atenuarlos e incluso eliminarlos completamente.

Varices
: Es posible eliminar la gran mayoría de varices de forma segura y en pocas sesiones con el tratamiento por láser específico. Siempre y cuando sea posible el tratamiento, este método se ha mostrado como uno de los más cómodos y eficaces para el paciente, eliminando la mayoría de varículas en 2-3 sesiones, en poco tiempo y sin ningún postoperatorio.

Rosácea
: Es una de las causas más frecuentes de dilataciones vasculares en la cara. Aunque la rosácea es una condición crónica que se caracteriza por un aumento de la reactividad vascular de la piel, actualmente se puede mejorar y controlar en gran medida gracias a la aplicación de los láseres e IPL vasculares (luz pulsada intensa).

Arañas vasculares
: Las arañas vasculares son dilataciones de los vasos capilares que se encuentran en la parte más externa de la epidermis, por lo que pueden apreciarse a simple vista a través de la piel. Se debe a un aumento de la presión sanguínea de forma localizada en una pequeña red de capilares y que provoca su dilatación, pero no suponen ningún problema clínico, sino meramente estético. Hay diferentes modos de eliminar las arañas vasculares, pero el láser es la más utilizada. Éstas no volverán a aparecer, aunque sí es posible que surjan otras nuevas siempre que se mantengan los factores de riesgo. 


Fuentes consultadas: 
http://www.medigraphic.com/pdfs/cplast/cp-2007/cp072f.pdf
http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272004000200010
http://clinicalaserbarrachina.es/tratamiento-varices/
http://www.fbbva.es/TLFU/microsites/salud_cardio/mult/fbbva_libroCorazon_cap61.pdf

Maquinaria de tratamiento láser
Comentarios