El joven que pacificó una protesta violenta meditando

86
El joven que pacificó una protesta violenta meditando
86

Por Khalil Bascary


El 11 de mayo de este año me dirigía a la municipalidad de Jujuy, donde el intendente me había invitado a una reunión sobre proyectos sociales. Al llegar nos encontramos con un panorama preocupante. Justo en la entrada del edificio había una manifestación violenta por parte de trabajadores de algunos gremios que reclamaban mejoras en sus condiciones laborales. Comenzaron una batalla contra la policía, de la cual cuatro oficiales salieron gravemente heridos.

Mis compañeros y yo no nos sumamos a la lucha, ni tampoco huimos del lugar.En medio de ese conflicto armado, desplegué la bandera de la paz, que llevaba en mi mochila y les pedí a mis compañeros que nos paremos justo entre los manifestantes y la policía. Permanecimos ahí, calmados y respetuosos de la situación. De ambos bandos nos miraban sin comprender lo que estábamos intentando.

Con el correr de los minutos los manifestantes comenzaron a retroceder, los policías fueron bajando sus armas y escudos y el clima de la situación empezó a cambiar. 20 minutos después de haber llegado, ya no había tal disturbio. Los manifestantes comenzaron a dispersarse, algunos se sentaron y otros, que habían estado tocando canciones de protesta con sus instrumentos, comenzaron a improvisar música divertida. 

Un conflicto que llevaba horas y cada vez se caldeaba más, de pronto comenzó a disolverse ante nuestra presencia y actitud. Comprendimos para qué debíamos estar allí esa mañana y habiendo cumplido nuestro trabajo, nos preparamos para irnos, no sin antes hacer algunas bromas a los policías, que de una actitud tensa y seria, habían pasado a relajarse y algunos de ellos no pudieron evitar reírse de nuestros chistes.

Con esto no digo que todo el mundo deba meterse en lugares que consideren peligrosos, para inspirar paz. Cada uno comienza en el lugar en el que está. No se trata de lo que hagas, sino del estado interior desde el cual acciones. La paz comienza por tu coherencia interior y al ir creciendo, algún día te llevará a los lugares menos pensados y aunque parezca que solo se puede luchar o huir, descubrirás un camino invisible en medio, donde todo es posible.

LEE LA NOTA COMPLETA EN www.losdespertadores.com

Khalil había sido invitado por el alcalde de Jujuy para que le contara sus proyectos. Se encontró con una protesta de trabajadoires. Hubo cuatro heridos.
Comentarios