EL FRASCO DE LA CALMA

1.1K
EL FRASCO DE LA CALMA
1.1K

DIFUNDEN TÉCNICA PARA TRANQUILIZAR A LOS NIÑOS



Maria Montessori, una psicopedagoga italiana, creo una metodología para calmar a los niños con elementos muy fáciles de conseguir.

El frasco es un simple bote de cristal o plástico lleno de agua, pegamento y brillantina, que es agitado frente a los ojos del niño con la intención de desviar su atención hacia los patrones y movimientos del liquido.

Acompañando la acción de un tono cordial e instrucciones sobre su respiración, iremosconcentrando al niño en el objeto consiguiendo que se calme.

Poco a poco iremos haciendo consciente a nuestro hijo de la relación que hay entre despejar la mente, cuidar la respiración y la reducción del miedo, el estrés y la ansiedad.

Con el tiempo, te sorprenderás al ver que es tu hijo el que de motus proprio, observa este bote para pensar sobre sus acciones.Igual que el yoga, la meditación, mirar una vela, las técnicas de relajación eriksonianas y tantas otras herramientas utilizadas por los adultos para controlar el estrés, el frasco de la calma comparte con estas su metodología y objetivos.

Sin embargo, al concentrarse en la lenta caída de la brillantina y sus formas, se genera una orden inconsciente que comunica al cerebro que disminuya la agitación. Poco a poco se crea una relación entre este patrón visual y la calma.

Receta para un “frasco de la calma”Crear un “frasco de la calma” es muy fácil, solo debemos reunir los siguiente ingredientes.

1 frasco de plástico o vidrio transparente con tapa1 o 2 cucharadas de pegamento con brillantina3 o 4 cucharaditas de brillantina del color que quieras 1 gota de colorante alimentario Agua caliente Champú infantil transparente Cola caliente Mezcla todos los ingredientes dentro del tarro dejando un dedo de aire para que el contenido se mueva cuando sea agitado.  

El pegamento con brillantina y el champú transparente se usan para que existan fluidos de diferente densidades, y que la brillantina descienda de diferente forma y velocidad.

Muchos padres incluyen juguetes en su interior, o utilizan colores flúor y pinturas llamativos. Puede ser una excelente idea, pero por favor, asegúrate de que no son tóxicos.


Fuente: www.barriletesenelaire.com.ar 

Comentarios