El día en que Venecia se quedó sin agua

Compartir
El día en que Venecia se quedó sin agua

Venecia es famosa por dos cosas: por sus canales en lugar de calles, que la vuelven un pintoresco sitio en el que para desplazarse se utilizan góndolas; y sus carnavales, unos de los más famosos del mundo. Pero este año todo ha dado un triste giro.


La ciudad  ha sido conocida durante décadas por hermosas imágenes de góndolas surcando sus aguas y en los carnavales es cuando más personas se acercan a disfrutar del espectáculo. Pero hoy esa hermosa postal ha quedado atrás.  

[También te puede interesar:
Esta es la temperatura actual de los océanos y hay una razón por la que debería preocuparte]


Venecia es una ciudad ubicada en el noreste de Italia

Venecia es una ciudad ubicada en el noreste de Italia. En el interior de la ciudad no hay tráfico rodado, siendo, a excepción de la navegación por los canales que separan a las islas, una ciudad totalmente peatonal. El transporte colectivo se realiza mediante embarcaciones transbordadoras conocidas como vaporettos.

Durante años, los carnavales de Venecia atraían a miles de turistas, y los carnavales, atractivos por los festejos en los que personas ataviadas con las famosas máscaras venecianas se desplazaban en las pintorescas góndolas, siempre han sido una de las mayores atracciones.

Pero este año, el carnaval ha tenido que desarrollarse con un operativo de seguridad para limitar la cantidad de personas, y además, esos afortunados se han encontrado con canales sin agua y embarcaciones encalladas. 

Los principales canales se encuentran casi secos
o con un caudal insuficiente para navegar. El Gran Canal, el principal corredor de tráfico de Venecia, permanece abierto incluso para los buses acuáticos de la ciudad, que no pueden transitar por los canales más pequeños.

¿Qué está pasando en Venecia?

De acuerdo con las previsiones climáticas del servicio de mareas del ayuntamiento de la ciudad italiana, en estos días los niveles de agua llegan a niveles mínimos y -en promedio- sólo alcanzan los 60 centímetros.  

Los medios locales atribuyen la sequía al fenómeno astronómico de la superluna azul de sangre, que se pudo observar esta semana en diversos puntos del planeta, aunque también la achacan a “la negligencia con la que se ha mantenido el centro histórico durante al menos un siglo”.

Si bien Venecia suele estar más acostumbrada a las inundaciones, esta no es la primera vez que la ciudad experimenta una sequía. En 2016, los niveles de agua cayeron en 66 centímetros, mientras que en 2008 y 1989 los niveles disminuyeron a 90 cm.

Fuentes:
Comentarios