El día en que la policía bajó las armas y se unió a los manifestantes

Compartir
El día en que la policía bajó las armas y se unió a los manifestantes

Esta no es una noticia de último momento, sino una historia que ocurrió hace ya algunos años, pero que en momentos difíciles siempre vale la pena recordar. 


Todo comenzó en Bangkok en el año 2013, cuando se inició un movimiento político tras seis meses de protestas que finalizaron en elecciones y luego en un golpe de Estado. En esa ocasión ocurrió algo realmente importante: los policías bajaron las armas y se unieron a los manifestantes en un solo pedido, mejores condiciones de vida.  

[También te puede interesar:
Este hombre lleva a su madre anciana cada día al trabajo para poder cuidar de ella]


Las protestas eran contra el exgobernante Thakskin Shinawatra, quien vivía en el exilio para evitar acusaciones de corrupción

Tailandia puede parecernos un destino lejano, del que tal vez solo reconozcamos por sus playas paradisíacas, perp también han tenido enfrentamientos buscando el pleno ejercicio de sus derechos, así ocurrió en el 2013 contra el exgobernante Thakskin Shinawatra, quien vivía en el exilio para evitar acusaciones de corrupción. Para el momento, el país era gobernado por su hermana Yingluck Shinawatra, a quien acusaban de seguir los mandatos de su hermano.  

El día en que los policías se unieron a los manifestantes

La expresión de descontento comenzó en noviembre de 2013 y fue convocada por el político Suthep Thaugsuban, quien organizó a los manifestantes y los citó frente a las oficinas de la Policía Metropolitana de Bangkok, con el fin de expresar masivamente su inconformismo y rechazo hacia el gobierno de los hermanos Shinawatra.

El gesto

Como suele ocurrir en las protestas, al comienzo de esta manifestación aparecieron signos de violencia de la policía a los manifestantes, sin embargo, en un momento algo cambió.

Al reconocer que la metodología de los manifestantes era pacífica, y probablemente identificarse con algunos de sus reclamos, los policías bajaron sus armas, las dejaron en la calle y se unieron a los manifestantes, haciendo el mismo reclamo: justicia y mejores condiciones de vida para los tailandeses.

 En el hecho, se pudo ver a cientos de policías arrodillados en las calles y saludando amablemente a cada uno de los manifestantes.  

¡Más gestos así!

Fuentes:
Etiquetas: Protesta, policia, tailandia
Comentarios