El 75% de la miel contiene insecticidas: ¿Cómo detectarlos?

Compartir
El 75% de la miel contiene insecticidas: ¿Cómo detectarlos?

Las propiedades de la miel son muchas, además de su rico sabor es beneficiosa para el organismo. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que gran cantidad de la miel que se comercializa a escala global contiene insecticidas.  


[También te puede interesar:
Cómo saber si la miel es pura o está adulterada]  

Un estudio publicado este mes en la revista Science resaltó los daños que causan los pesticidas neonicotinoides. Los pesticidas neonicotinoides se aplican a escala mundial. La preocupación por sus impactos ha ido en aumento, ya que la evidencia de los efectos negativos sobre la salud se ha acumulado. Se examinó la prevalencia de estos plaguicidas en la miel de todo el mundo y se encontraron huellas en la mayoría de las muestras analizadas.

Los compuestos neonicotinoides se agregaron en niveles considerados seguros para el consumo humano, pero la contaminación confirma la inundación de sus ambientes con estos pesticidas, a pesar de algunos esfuerzos recientes para disminuir su uso.


El polinizador está declinando a escala mundial

Preocupación

La creciente evidencia de que el polinizador más importante está declinando a escala mundial está causando preocupación por la conservación de la biodiversidad y el mantenimiento de los servicios de los ecosistemas.

Las abejas son las responsables de polinizar a las plantas para que éstas se reproduzcan, y a su vez la diversidad de plantas es fundamental para la diversidad animal. En otras palabras, sin abejas no hay vida. 

 Los plaguicidas neonicotinoides han sido identificados como un factor clave responsable de la disminución en la cantidad de abejas en el mundo.

Riesgo del uso de neonicotinoides

Evidencia científica

Recientemente, se evaluó la exposición global de las abejas a los neonicotinoides mediante el análisis de 198 muestras de miel de todo el mundo. Se encontró al menos uno de los cinco compuestos buscados (acetamiprid, clothianidin, imidacloprid, thiacloprid y thiamethoxam) en el 75% de todas las muestras, el 45% de las muestras contenían dos o más de estos compuestos y el 10% contenían cuatro o cinco.

Los resultados confirman la exposición de las abejas a los neonicotinoides en sus alimentos en todo el mundo.

La coexistencia de neonicotinoides y otros plaguicidas puede aumentar el daño a los polinizadores. Sin embargo, las concentraciones detectadas están por debajo del nivel máximo de residuos autorizado para el consumo humano.

¿Cómo conseguir miel sin insecticidas?

Probablemente lo más grave de estos resultados sea la amenaza que se cierne sobre estos polinizadores indispensables para la vida en la Tierra. Sin embargo, el hecho de que la miel contenga pesticidas significa también que, si la consumimos, estamos consumiendo estos químicos, que son literalmente venenos. 

Para evitarlos, es mejor inclinarse por la miel orgánica certificada.

Fuente:
Comentarios