Eco-CASA, un orfanato sutentable

Compartir
Eco-CASA, un orfanato sutentable

Flor de la vida, hecha con tapitas por los niños de CASA

Eco-CASA es el proyecto de construcción de un centro autónomo, ecológico y sostenible en Edea Camerún, para acoger a los niños de CASA (un orfanato existente de Camerún) como también a niños huérfanos de la calle que no tienen dónde vivir.

El proyecto se basa en los principios básicos de la sustentabilidad y tiene como objetivo alcanzar su propia autonomía a través de la producción de energías, producción de alimentos, almacenamiento de agua para consumo y su posterior tratamiento, entre otros sistemas.
El equipo de trabajo está conformado por voluntarios de varias nacionalidades y diferentes disciplinas, entre ellas la arquitectura. La idea es demostrar cómo a través de un buen diseño se puede ser independiente de todo tipo de redes y servicios urbanos. Sobre todo en países del tercer mundo como Camerún, donde los servicios son costosos y los cortes muy frecuentes.   Uno de los objetivos de la construcción del centro es general el menor impacto ambiental posible, tanto en su implantación, respetando la vegetación, pendientes, etc., como también la elección de los materiales constructivos. El proyecto responde a los principios de la arquitectura bioclimática, reducción a la ganancia térmica, enfriamiento pasivo, generación de energía a través de fuentes renovables, solar y eólica. También incorporamos conceptos de permacultura, sobre todo la ganadería y agricultura, con el objetivo de que en un futuro los habitantes del centro puedan satisfacer su necesidad de nutrición y así poder lograr su propia autonomía. A su vez también será una herramienta para generar actividades de tipo comercial.   Desde el punto de vista formal, el conjunto se compone de habitaciones para los niños y para el personal responsable, también cuenta con un centro de formación, un pequeño centro médico, con servicios de primeros auxilios, con medicinas convencionales y alternativas; un amplio comedor, una cocina y un módulo de baños. A nivel espacial, la disposición de los diferentes volúmenes corresponde a la intención de simular la arquitectura tradicional camerunesa, con las habitaciones dispuestas en círculo y un espacio  común central.                    
En cuanto a la formalidad, el diseño del conjunto se encuentra inserto en la llamada flor de la vida. En una menor escala, los módulos responden a la proporción áurea, ambos provenientes de la geometría sagrada.  A nivel tridimensional las cubiertas de los edificios se pensaron como estructuras reciprocas, las cuales son auto sostenidas por lo tanto no necesitan apoyos en el centro para funcionar, lo que nos da una luz considerable. Conceptualmente, reciprocidad es la acción de recibir en la misma medida lo que se da, una definición que nos pareció interesante de incorporar ya que responde al concepto mismo de CASA.     Constructivamente el proyecto se resuelve a través de la utilización de materiales de desechos como neumáticos, botellas, cartones, etc, combinándolos con materiales naturales extraídos del mismo terreno, como tierra, fibra y cañas de bambú; y en el caso de materiales industrializados se optó por industrias locales. Con esto no solo logramos un bajo costo constructivo sino también un bajo impacto ambiental, reducir la huella de carbono y a su vez la facilidad constructiva para que sus habitantes puedan aprender y replicar las técnicas.  
Como el nombre del proyecto lo indica nuestra idea es hacer “eco” de estas técnicas, que se corra la voz, que las personas puedan reproducirlas, imitarlas, replicarlas, y sacar provecho de que con pocos recursos pueden mejorar significativamente su calidad de vida.
El proyecto consta de varias etapas, la primera se desarrolló de diciembre de 2015 a julio de 2016, ya que coincide con la temporada seca. Durante esos meses logramos concretar un módulo de habitaciones para los niños, y una cocina provisoria. Esto se logró gracias a todas las donaciones que recibimos de gente que se interesó en el proyecto y gracias a la ayuda de muchas manos que se acercaron a colaborar de diferentes países del mundo, entre ellos también contamos con la ayuda de voluntarios locales. Actualmente la idea es seguir con la compaña de recaudación de fondos, con la esperanza de concretar una segunda etapa el próximo año.

Para más información sobre el proyecto puedes visitar nuestro sitio web: https://orphelinatcasa.org/  ; y tambien puedes seguirnos por Facebook: Eco-CASA 
Florencia Maciel,  Arquitecta por la universidad Nacional de Tucumán, Argentina.  pupimaciel@gmail.com

Vista general de Proyecto Eco-CASA, un centro autónomo, ecológico y sustentable.
Comentarios