¿Discusiones navideñas? Estas son las 4 más comunes y cómo evitarlas

Compartir
¿Discusiones navideñas? Estas son las 4 más comunes y cómo evitarlas

La temporada navideña y de Año Nuevo viene con muchas emociones fuertes de un nuevo comienzo y cercanía familiar, pero son precisamente estas emociones las que pueden generar algunos conflictos relacionados con las reuniones y las fiestas.


Así como hay algunos que no pueden esperar la llegada de Navidad, a otros no les interesa para nada y otros la detestan. Este choque también puede ser la causa de un conflicto.

Sea cual sea el origen, estas son algunas de las peleas más comunes que se dan antes de las fiestas y algunas estrategias para navegarlas o evitarlas por completo.

¿Dónde hacer la reunión?

A veces sucede que siempre se ofrece el mismo miembro del grupo para ser el anfitrión y otros no hacen el mismo esfuerzo por la organización de la fiesta. También es posible que el anfitrión se aproveche de su condición para decidir qué se va a comer y qué aportarán los demás. Casi siempre se reduce al hecho de que estas fechas suelen acercarnos a emociones que sentimos con frecuencia y esto puede causar conflictos.

 ¿Qué comer y quién cocina?

Este es otro punto común de conflicto. Muchas veces el anfitrión se encarga también de toda la comida y esto puede llevar a algunos a preguntarse si realmente todos están colaborando. En otros casos, coordinar quién hará cuál plato de comida puede prestarse para desacuerdos y malentendidos.

[También puede interesarte: Qué cocinar en estas fiestas si hay veganos, celíacos y otras personas con dietas especiales en la mesa]

¿Con quién pasar la fiesta?

En reuniones grandes, es posible que terminemos rodeados de personas a las que no conocemos o con quienes no nos llevamos bien. Esto puede causar desmotivación o hacernos sentir incómodos.

Lo mejor es asistir a un lugar donde todos nos conozcamos y nos sintamos a gusto, con quienes interactuamos frecuentemente y forman parte de nuestras vidas.

La presión de mostrarte feliz

La mayoría de la gente espera una actitud alegre y disponible durante las fiestas, y esto puede chocar con las personas que, por una razón o por la otra, no están pasando por un buen momento emocional. Lo mejor es no hacer nada por obligación y permitirnos sentir lo que nos esté pasando, siempre con una actitud positiva que nos permita superarlo.

Estos son algunos de los conflictos más comunes que aparecen con la llegada de las fiestas y que se deben principalmente a la aparición de emociones que no están presentes el resto del año.

¿El mejor consejo?  Escucharnos y no acceder a nada que no queramos hacer.

Fuente:
Etiquetas: navidad
Comentarios