Dime si eres runner, y te diré que lesiones te pueden afectar

Compartir
Dime si eres runner, y te diré que lesiones te pueden afectar

Sindrome de la cintilla rotuliana

 Todo el mundo sabemos que practicar deporte es muy sano, y a veces más que por una obligación, hoy en día se ha convertido en un hobby. Pero como todo, siempre tiene su parte positiva y su parte negativa. Los excesos siempre son malos, los hay que pueden llegar a sufrir una adicción al deporte (aclarar que estos casos se deben de tratar a parte de lo que vamos a tratar hoy en este post), o bien que por la incorrecta praxis, o el poco habito de practicar los deportes es probable que puedas sufrir algún tipo de lesión, a veces evitable y curable, y a veces crónica y de por vida, que incluso puede hacer retirar de este hobby. Es por ello que hoy hablaremos de este tipo de lesiones, para que puedas mentalizarte y saber a qué factores negativos te expones.


La rodilla del corredor o síndrome de la cintilla iliotibial  

Este tipo de lesión se llama el síndrome de la cintilla iliotibial en términos más técnicos y médicos, y como rodilla del corredor para el resto de mortales. Es una afección que aparece en la zona de la rodilla y se conoce como una tendinitis en la banda iliotibial, acompañada en muchos casos de un proceso de bursitis. O en otras palabras, la parte externa de la rodilla , o bien usando ácido hialurónico para la rodilla, sufre una inflamación incapacitando la extensión y flexión de la misma, generando un gran dolor y tacto fibroso, acompañado de fricción entre los huesos de las extremidades inferiores, es decir con el femur. Esto se suele ver aumentado en la práctica del deporte. Existen muchos artículos sobre ellos, y en este enlace puedes encontrar la información más detallada.
Tendinitis rotuliana

La tendinitis rotuliana es una inflamación del tendón rotuliano, situado debajo de la rótula, siendo el dolor incómodo y la incapacidad de doblar la rodilla, o si más no, disponer de cierta dificultad en la movilidad de la articulación.  En este tipo de lesión, existe tres tipos de fases: la inflamatoria, la de proliferación o regeneración, y la de remodelación. Para evitar este tipo de daño, es mejor que evites todo sobreesfuerzo, y oír a tu cuerpo, aportándole todo aquello, sano y equilibrado, que te pida. Hidrátate y usa un buen calzado y material para practicar el running y así evitarás y paliarás estos dolores.

Tendinitis aquilea o talón de Aquiles 

Por otro lado, la tendinitis aquilea, o más conocido como el tendón de Aquiles se basan en un dolor profundo en el talón, pero que afecta a gemelos, piernas, y el sóleo, puesto que su conexión con todas estas zonas y delicadamente estrecha.   Para aliviar y evitar este tipo de lesión, no hagas sobreesfuerzos, usa el calzado adecuado para el deporte, y además aplícate hielo y reposo para la mejora. Tener tendinitis aquilea no de exime de practicar deporte, es por ello de ejercicios cardiovasculares te irán muy bien

Sindrome de la cintilla rotuliana
Etiquetas: deporte
Comentarios