¡Dile adiós a las latas! Prepara tus propias conservas naturales

Compartir
¡Dile adiós a las latas! Prepara tus propias conservas naturales
¡Nuevo!

Aunque es cierto que una lata podría solucionarte una cena que no pudiste preparar o hacer más fácil que la lleves contigo, quizás ya has oído hablar, o tal vez no, sobre el riesgo de comer conservas de forma cotidiana. Además de la cantidad de conservantes químicos que suelen contener las latas, también pueden producirse fugas de aluminio, sin contar además con que los alimentos no se encuentran frescos y por ende, sus propiedades nutricionales no son las mismas. 


[Lee también: 10 razones por las que no deberías comer enlatados]

Para que puedas seguir aprovechando el recurso de tener algo simple para resolver una comida, pero al mismo tiempo cuides tu salud, ¡lo mejor es hacerlo en casa! En esta nota encontrarás algunos consejos para preparar tus propias conservas caseras.

[Lee también:  30 trucos para conservar alimentos por más tiempo]

Además, de esta forma podrás también consumir alimentos fuera de temporada, y mantener las vitaminas, minerales y otros nutrientes de tus alimentos. ¡Mucho mejor aún si son orgánicos!


1. Esteriliza bien el frasco que vas a usar

Para preparar tus conservas caseras es muy importante que cuides el higiene. Por eso, es importante que limpies y ordenes antes de elaborar tus alimentos, los limpies con agua segura; y que laves bien los frascos. Hiérvelos durante 15 minutos y déjalos escurriendo en un paño de cocina limpio. 

Nota: escoge frascos con cierre hermético y en lo posible, boca ancha para poder lavarlos mejor. 

2. No llenes del todo el frasco

Deja un poco de espacio al interior ya que los alimentos pueden expandirse por la cocción. 

3. Una vez que los llenes, sella los frascos en agua  

Cierra bien los frascos y ponlos a cocer a baño maría (sin que el agua alcance la tapa). De esta manera los sellaremos. Luego, déjalos enfriar y asegurarse de que hayan quedado bien cerrado. 

4. Etiqueta

Etiqueta los frascos con el contenido y la fecha de elaboración. 

5. Escoge bien dónde las guardarás 

Escoge un sitio sin luz, fresco y ventilado. 

Algunas recetas de conservas caseras 

Tomates secos

  1. Hidrata una taza de tomates secos en agua hirviendo.
  2. Ponlos en un frasco limpio con algunos dientes de ajo, romero y pimienta en granos.
  3. Completa el frasco con aceite de oliva. 

Vegetales

  1. Pela y corta en rodajas 1 zanahoria, 2 cebollas moradas y agrega media taza de coliflor cortado (pueden ser otras verduras que te gusten). 
  2. Hierve los vegetales en agua. Puedes agregar laurel, sal y pimienta para saborizar. 
  3. Pon tus vegetales colados en un frasco limpio y complétalo con el agua de la cocción. 

Ajíes

  1. Hierve medio kilo de ajes en agua con laurel y pimienta. 
  2. Ponlos en un frasco con algunos dientes de ajo y laurel.
  3. Completa con el agua de la cocción. 

Berenjenas 

  1. Corta una berenjena sin piel en rodajas. 
  2. Hiérvelas en agua y una taza de vinagre de manzana. 
  3. Colócalas en frasco limpio con con ají molido y pimienta.
  4. Completa con aceite de oliva.

¡Que disfrutes el sabor de lo natural y casero! 

¡Acompáñalas con una rodaja de pan integral casero!

Fuente:
Etiquetas: latas de conserva
Comentarios