Dieta Cetogénica - Pros y contras

Compartir
Dieta Cetogénica - Pros y contras

Bajar muy rápido de peso en poco tiempo: es lo que promete la dieta cetogénica. Es un tipo de alimentación en la cual se reduce casi por completo el consumo de hidratos de carbono (carbohidratos), mientras que se vuelve rica en grasas y proteínas. Pero ¿será saludable? Eso es lo primero que debes preguntarte antes de cualquier cosa.


¿Cómo funciona?

Sabemos que la glucosa o azúcar, es nuestra principal fuente de energía, pues el cuerpo puede obtenerla de manera rápida y no necesita convertirla, así es como está acostumbrado. ¿Qué pasa si te tomas un vaso de refresco? ¡Te levanta rapidísimo! Cuando comemos azúcares o alimentos ricos en hidratos de carbono, nuestro páncreas libera insulina, hormona que se encarga de almacenar todo lo que nos comemos. Si necesitas energía la utilizará, de lo contrario, ese exceso se guardará en tu cuerpo en forma de grasa, alias lonjita.Ahora, ¿qué pasará si no comemos nada de hidratos de carbono? Le cambiamos el “chip” a nuestro cuerpo y, en lugar de seguir usando al azúcar como gasolina principal, se verá obligado a recurrir a las grasas. El hígado las convierte en cuerpos cetónicos, mismos que se vuelven la única fuente de energía, por eso la rápida pérdida de peso y por eso el nombre de dieta cetogénica.

Si quieres más información consulta aquí la guía completa sobre la dieta cetogénica


¿Cuáles son los riesgos?

1. Mal aliento. Los cuerpos cetónicos contienen en su estructura química una parte ácida y, el organismo como defensa, intenta eliminar la acidez lo más que puede, ya sea por la orina o por el aliento: tu boca olerá a cetona.

2. Mal rendimiento en la carrera. Lo hemos hablado muchas veces: la glucosa es nuestra principal fuente de energía para el ejercicio. Las grasas pueden serlo si nuestro ritmo de carrera es lento, pero sabemos que por lo general un buen entrenamiento combina ritmos de carrera, y nos exige velocidad. Aquí las grasas no te servirán de nada, por lo que no podrás aguantarlo.

3. Pérdida de masa muscular. Es lo mismo que pasa cuando sometemos a nuestro cuerpo al ayuno. Al no tener glucosa, tiene que recurrir al músculo para obtener energía. También esto pasa en la dieta cetogénica, por lo que todo lo que hayas trabajado en el gym, desaparecerá.

4. Echar a perder tu hígado. El hígado no está acostumbrado a metabolizar la grasa de manera tan rápida, por lo que si mantenemos este tipo de alimentación durante mucho tiempo, corremos el riesgo de que deje de funcionar.

5. Es una forma de alterar tu metabolismo. Sí, a lo mejor bajas muy rápido de peso, sin embargo, no es un método “normal” para hacerlo y tu metabolismo se confunde. Lo más seguro es que, en un futuro, cuando quieras someterte a un plan de alimentación saludable, te será mucho más difícil perder peso.

Comentarios