Después de 30 años de su supuesta extinción, ¡encuentran especímenes de este animal!

Compartir
Después de 30 años de su supuesta extinción, ¡encuentran especímenes de este animal!

La rata canguro de San Quintín fue vista por última vez en 1986, y fue incluida en la lista de especies amenazadas por el gobierno mexicano en 1994. En el momento, sirvió para ejemplificar la extinción moderna debido a la conversión agrícola. Pero una intensa búsqueda durante el 2017 reveló que afortunadamente algunos ejemplares sobrevivieron de algún modo. 


[También te puede interesar:
Las 7 mayores amenazas a las abejas: así podemos ayudarlas]


no había señales del animal hasta el verano pasado

Conocida científicamente como Dipodomys gravipes, fue buscada a lo largo de los años, y no había señales del animal hasta el verano pasado, cuando el especialista Scott Tremor y la Investigadora Asociada Sula Vanderplank estaban en el campo llevando a cabo un monitoreo rutinario de comunidades de mamíferos pequeños.

Después de leer las notas de campo de la persona que las había visto décadas atrás, estaban al tanto de su última aparición en el área, pero se sorprendieron al encontrar a cuatro individuos mediante el uso de técnicas de campo tradicionales.  

Características


Este animal mide aproximadamente 5 pulgadas de largo con una cola con mechones. Es un herbívoro que vive en tierras bajas áridas y toma su nombre de sus grandes y poderosas patas traseras que impulsan al animal a grandes distancias (como un canguro). Es más grande que otras ratas canguro en la región y es más agresivo que sus parientes.

Logros

El descubrimiento será destacado en un artículo de Tremor, Vanderplank y el Dr. Eric Mellink del Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada, Baja California (CICESE) en la revista científica Boletín de la Academia de Ciencias del Sur de California.

Desde el descubrimiento inicial, se ha encontrado que la rata canguro San Quinton también persiste dentro de la Reserva Natural Valle Tranquilo justo al sur de San Quintín, que es propiedad y está administrada por la organización local sin fines de lucro. Esta reserva es reconocida como área voluntariamente destinada a la conservación por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y protegerá el futuro de la especie.


Fuente:
Comentarios