Descubre los beneficios del pomelo para la salud

Lu B. por
0
6.5K
Descubre los beneficios del pomelo para la salud
6.5K

El pomelo, también llamado toronja, es una fruta que se consume principalmente fresca, sola o ligeramente endulzada. También se la emplea para preparar ensaladas y sus cáscaras azucaradas se consumen como confitura. Por su bajo contenido calórico, es ideal para quienes están a dieta.


Se destaca por su contenido de vitamina C, que fortalece el sistema inmunológico y favorece la absorción de hierro. También es rico en ácido fólico, fundamental para la buena formación del feto durante los meses de gestación. Entre los minerales que posee, se destacan el potasio y el magnesio. El primero es necesario para los impulsos nerviosos y la actividad muscular. Al mismo tiempo, ayuda a equilibrar el agua dentro y fuera de las células. El segundo, favorece la fijación de calcio, mejora el sueño y la relajación, y protege contra las enfermedades cardiovasculares.

Sigue leyendo para descubrir los beneficios que esta fruta le ofrece a tu salud. Al final, encontrarás algunas recetas para incorporarlo a la dieta.

Mejora la salud de la piel
Por sus propiedades antioxidantes, el pomelo es una fruta ideal para rejuvenecer la piel. También la reafirma, ya que la vitamina C que contiene estimula la producción de colágeno.

Su aplicación tópica puede ayudar a suavizar la piel áspera y a atenuar las manchas oscuras ocasionadas por un exceso de pigmento. Para obtener estos beneficios, corta un pomelo al medio, espolvoréalo con un poco de azúcar, frótalo sobre el área que desees tratar y enjuaga. Ten la precaución de hacer esto durante la noche, ya que el sol puede acentuar las manchas.

Previene enfermedades cardiovasculares
Esto se debe a su capacidad de reducir los niveles de colesterol malo (LDL) y de triglicéridos en sangre. Su contenido de magnesio también ayuda a regular la hipertensión arterial.

Fortalece el sistema inmunológico
Al igual que todos los cítricos, tiene un alto contenido de vitamina C, que aumenta las defensas del cuerpo. Gracias a esta propiedad, es una excelente fruta para prevenir la gripe y los resfriados.

Ayuda a bajar de peso
El pomelo tiene una baja cantidad de carbohidratos y grasas. Además, como el agua es su principal componente, tiene un escaso valor calórico. Sin embargo, ayuda a lograr la sensación de saciedad rápidamente. Es por ello que se lo suele incluir en la dieta de aquellas personas que intentan bajar de peso. También se le suele atribuir la capacidad de acelerar el metabolismo.

Es un excelente diurético
Gracias a su alto contenido de potasio y magnesio, y su bajo contenido de sodio, ayuda a combatir la retención de líquidos en el organismo.

Ayuda a combatir la anemia
La vitamina C ayuda a absorber el hierro presente en los alimentos. Al mismo tiempo, el ácido fólico contribuye a la formación de glóbulos rojos. Ambas propiedades hacen que sea una excelente fruta para quienes están anémicos.

3 recetas para incorporarlo en la dieta

Ensalada de aguacate y pomelo
Ingredientes
- Lechuga romana troceada
- 1 aguacate pelado y descarozado, cortado en cubos
- 1 pomelo cortado en cubos
- Pasas de uva
- Semillas de girasol o calabaza remojadas
- Un chorrito de jugo de limón
- Una pizca de sal marina

Preparación
Coloca en un recipiente la lechuga, el aguacate, el pomelo, las semillas y las pasas de uva. Por encima, rocía el jugo de limón y la sal. Mezcla bien y sirve.

Batido de pomelo y pepino
Ingredientes
- 1/4 de taza de pepinos pelados y picados
- 2 cucharadas de arándanos
- 1 pomelo pequeño, pelado y separado en gajos
- 1 1/2 taza de agua de coco (aprox.)
- 1 cucharadita de miel o algún otro endulzante (opcional)

Preparación
Licua todos los ingredientes hasta obtener una mezcla cremosa.

Ensalada refrescante
Ingredientes (2 porciones)
- 2 tazas de hojas frescas de rúcula
- 2 naranjas
- 2 mandarinas
- 1 pomelo grande
- Un puñado de hojas de menta
- El jugo de medio limón
- Sal a gusto
- 4 cucharadas de aceite de oliva

Preparación
1. Lava la rúcula y quítale los tallos.

2. Pela las naranjas, las mandarinas y el pomelo. Corta las frutas horizontalmente, en rodajas de aproximadamente el mismo tamaño.

3. En dos platos, divide las hojas de rúcula equitativamente.

4. Divide las rebanadas de naranja, mandarina y pomelo entre ambos platos.

5. Rocía un poco de sal sobre cada uno y divide entre ellos el jugo de limón. Luego, agrega dos cucharadas de aceite de oliva en cada plato.

6. Decora con hojas de menta y sirve.

Otra receta en la que puedes utilizar pomelo: Jugo antiinflamatorio de piña, pomelo y cúrcuma

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. 

Fuentes:
Comentarios