Dejar de Roncar

168
Dejar de Roncar
168

La mitad de la población adulta 45% se enfrenta al problema de los ronquidos de manera ocasional y al menos el 25 %, lo hace de forma habitual. En el caso de las mujeres, el número se reduce al 14 %.


En la mayoría de los casos los ronquidos se producen por alguno de estos problemas:

- Bajo tono muscular en los músculos de la garganta o de la lengua. Unos músculos flojos producen que la lengua caiga hacia atrás y que con los músculos de la garganta colapsen las vías respiratorias.
- Un excesivo desarrollo de los tejidos de la garganta. Las amígdalas grandes o las adenoides desarrolladas excesivamente (vegetaciones), por ejemplo, son la causa de los ronquidos en los niños. Las personas obesas igualmente sufren un incremento en el tamaño de estos tejidos.
- Una excesiva longitud del paladar blando y de la úvula. Un paladar y úvula grande puede convertir en angosto el paso entre la nariz y la garganta.
- Obstrucción de las vías respiratorias nasales. En infecciones virales se padece una obstrucción o un bloqueo nasal y es necesario efectuar un esfuerzo para inhalar el aire a través de la nariz, esto provoca el ronquido en personas que no son roncadores habitualmente.
Has de saber que existen varios tratamientos para los ronquidos que han demostrado su eficacia para atajar tanto los casos que no revisten gravedad como las apneas del sueño.
-Para dejar de roncar duerma en la posición correcta es dormir de lado para que la garganta no quede obstruida y el aire fluya fácilmente sin emitir sonidos.
-El ejercicio es un gran aliado para disminuir los ronquidos, en especial la natación debido a sus maravillosos efectos en los procesos respiratorios. Además puede ayudarte a perder peso.
-Dejar el alcohol, las cenas copiosas y el tabaco.
-Dispositivos dentales para evitar la retracción de la lengua.

-Algunos alimentos también pueden controlar los ronquidos:

– La miel: tiene propiedades anti-inflamatorias que pueden ayudar a despejar las vías respiratorias.
– El aceite de oliva: es un anti-inflamatorio natural, por lo que mejora la calidad del sueño al evitar los ronquidos.
– El té de menta: es muy efectivo para ayudar a limpiar la garganta y en general todas las vías respiratorias.
– Leches vegetales: Es recomendable sustituir la leche común (de vaca) por la vegetal, ya que la leche de vaca produce mayor mucosidad en el área de la garganta, lo cual aumenta los ronquidos.

Si todos estos remedios no logran disminuir tus ronquidos acude al médico, el diagnosticará tu grado de afección y quizás te prescriba la realización de una cirugía o diagnostique una apnea del sueño.

Fuentes:
http://www.tiendaroncofer.com/como-dejar-de-roncar/
http://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/tratamiento-ronquido.html


Comentarios