Dejada en el altar: convertir la angustia en arte

490
Dejada en el altar: convertir la angustia en arte
490

Dejada en el altar: convertir la angustia en arte

Conoce la conmovedora historia sobre una mujer que supo afrontar la adversidad del desamor de una forma original y sanadora. Aquí el testimonio en primera persona de Shelby Swink:

Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-43-of-319

 

“Cuando conocí a mi prometido, a comienzos del 2011, éramos ambos atletas en la misma universidad en Tennessee. Comenzamos a salir poco después de eso y la relación avanzó rápidamente. Nuestro noviazgo fue puesto a prueba en 2012 cuando él se mudo de vuelta a su casa natal, en Florida, mientras yo me quedaba en Tennessee para terminar la universidad. Tras un año de estar a la distancia, el me sorprendió al decidir mudarse a Memphis, mi ciudad natal, juntos. Ya para diciembre de 2013 estábamos viviendo juntos y pasándola muy bien. Tan bien, que nos comprometimos en marzo y comenzamos a planear nuestra boda para noviembre.”

“Puse mi alma y mi corazón a la planificación de la boda para intentar que fuera el mejor día posible. Iba a ser una celebración de nuestro amor y del compromiso que teníamos el uno con el otro, así que quería que fuera absolutamente increíble. Un par de semanas antes de la boda tenía todo planeado hasta el último detalle, estaba muy excitada por nuestro gran día.”

“5 días antes de la ceremonia lo más inesperado sucedió. Mi prometido y yo nos sentamos a hablar y el me dijo que ya no estaba más enamorado de mí, que no quería casarse ni pasar el resto de su vida conmigo.”

“Estaba en completo shock y no tenía idea qué pensar o qué hacer. Estaba como adormecida. Los próximos días fueron un torbellino de llamar a invitados, cancelar servicios y descifrar la cuestión de dónde íba a vivir. Afortunadamente, mis amigos y familia me cuidaron y me mostraron infinito apoyo.”

“A medida que el día que se suponía que iba a ser la boda se acercaba, nadie sabía bien qué hacer, qué pensar o qué sentir. Yo sí sabía que un arrabal de lástima era lo más alejado a lo que yo quería o necesitaba. Algunas personas me propusieron la idea de destrozar mi vestido, y al principio eso sonaba loco. Mi madre había gastado tanta plata en el vestido y en sus modificaciones que me ponía nerviosa el sólo hecho de pensarlo, ni que hablar el de proponerle la idea. Pero tras pensarlo mejor, yo sabía que hacer algo que celebre la ocasión sería lo mejor para mí. No iba a dejar que el error de mi ex prometido de dejarme ir, arruinara mi felicidad.”

Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-88-of-319

“Mis damas de honor y mis padres apoyaron la idea al 100% e incluso se unieron a mí en sus propios vestidos y trajes. Mi amiga Carolyn ni siquiera esperó a que la fotógrafa dijera “ya” que ya me estaba tirando pintura encima.”

Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-102-of-319

“En el momento en que la pintura tocó mi vestido…fui libre. Toda la desilusión, todo el dolor… sentí como que se iba de mí. No puedo describir aun hoy, lo liberador y catártico que fue esa experiencia para mi. Dejé ir todo el dolor y me convertí en mí misma de vuelta.”

Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-128-of-319

Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-186-of-319

trash-the-dresses-before-and-after-800x584

Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-292-of-319 Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-266-of-319

 

Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-304-of-319 Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-195-of-319 Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-314-of-319 Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-255-of-319

“Soy una mujer fuerte que cree que todo sucede por una razón. Todos nos enfrentamos a la adversidad en nuestras vidas, pero lo que realmente nos define es cómo decidimos superar esa adversidad. Yo decidí que no voy a dejar que esta tragedia y angustia me consuman y me tiren abajo en la vida.”

Trash-the-Dress-Part-Two-110-of-124

“Después, mi vestido fue exhibido con orgullo en The Barefoot Bride en Memphis. Durante el comienzo del 2015, una parte de cada vestido de novia comprado en el local, mientras mi vestido está en exposición, se destinará a una organización no lucrativa que ayuda en Memphis a mujeres a encontrar su fuerza interior.”

Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-222-of-319

A final de cuentas, he salido de esta experiencia hecha una persona más fuerte y mejor, y estoy emocionada por el futuro porque sé que Dios tiene un plan para mí. Siempre recuerda ser fiel a ti mismo y creer en tu propia fuerza, y así podrás superar cualquier cosa que la vida tenga preparada para ti.”

Trash-The-Dress-Elizabeth-Hoard-Photography-257-of-319

 

Fuente:

OffBeatBride

 

Comentarios