Cultivo de moringa: una guía para su germinación

Compartir
Cultivo de moringa: una guía para su germinación

Semillas de "Moringa oleifera"

Mucho se ha hablado de la moringa (Moringa oleifera), como un árbol que aporta múltiples beneficios. Investigaciones han demostrado propiedades nutricionales y de gran contenido antioxidante (si, ayuda a mantenernos jóvenes, atacando radicales libres).


Esta planta originaria de la India posee una amplia distribución mundial, lo que aunado a sus propiedades en sus partes constituyentes como hojas, flores, frutos, semillas, etc. lo hace una especie de gran interés para cultivar, bien sea por consumo directo o como te es utilizada alrededor del mundo.

Germinación de las semillas de moringa
Por este motivo, ha acaparado la atención de investigadores para evaluar la germinación de las semillas de Moringa oleífera, esto tuvo lugar en la Universidad de Oriente en Venezuela, dónde estudiantes de Biología junto al Dr. José Imery, quien es Ingeniero agrónomo y Genetista vegetal, emprendieron esta acción y cumplir con la divulgación del conocimiento científico generado.

Los resultados de dicha investigación presentada en el Primer Congreso de Investigación e Innovación UPTOS (2015) se muestra a continuación como una guía.

Pasos para germinar semillas de Moringa oleífera
MATERIALES
Tenaza o lija
Recipiente
Agua
Bandejas o cualquier recipiente para germinar
Sustrato (tierra)

Lo primero que se debe hacer es un pequeño corte en la semilla de moringa con la tenaza o lijar la semilla hasta realizar el corte de la cascara (procedimiento conocido como escarificado), después se debe colocar agua en un recipiente e introducir las semillas y dejarlas remojar por lo menos 12 horas.

Una vez transcurrido el tiempo, se sacan las semillas y se colocan a germinar en el recipiente que prefieras, es indispensable que se coloquen donde le dé reflejo de la luz solar y no olvidar regar con agua por lo menos de manera interdiaria.

Éstos métodos garantizan satisfactoriamente una germinación del 89% de germinación del total de las semillas, aunque la supervivencia de las mismas depende del cuidado posteior que se les brinde.


Si eres amante de la siembra o simplemente quieres tener esta planta benéfica en tu hogar, adelante ¡cultívala!

Semillas de moringa en remojo
Etiquetas: cultivo, germinar
Comentarios