¡Cuidado! Estas graves heridas fueron causadas por sostenes que prometían milagros

Compartir
¡Cuidado! Estas graves heridas fueron causadas por sostenes que prometían milagros

Las compras por internet se vuelven cada vez más comunes, por su comodidad rapidez. Ves algo que te gusta, le das comprar y listo, lo vas a buscar un par de días después o incluso lo llevan a tu puerta.


El problemas es que algunos de los artículos que nos oferten por internet prometen “efectos inmediatos” a bajo costo, pero a veces las cosas terminan mal para el cliente. Este es uno de esos casos y se ha vuelto viral porque puede sucederle a cualquiera.

Jami Catherine compartió vía Facebook una terrible experiencia que sufrió al comprar un sostén que prometía “levantar y juntar” el busto para darle un mejor aspecto. Los resultados fueron muy distintos.

“Nunca en mi vida había sentido tanto dolor. El sostén que ves es lo que hizo esto, no quiero que nadie experimente lo que yo viví y vuelva a comprarlo”, contó Jami en su post, que causó escándalo y se volvió viral rápidamente.

Según confiesa, la información del artículo “recomienda” no usarlo en lugares calurosos, ya que el sostén puede soltarse y no calzar tan bien. Sin embargo, esto no fue lo que paso. En realidad, el sostén se adhirió a la piel de Jami y le causó varias laceraciones en sus dos senos.

Lo más inesperado es que no estaba tan caliente cuando se dio el incidente. Según Jami, buscó rápidamente un par de cosas en su auto y antes de que pudiera evitarlo, el material se pegó a su piel y separarlo fue muy doloroso.

Advierte a otros a que no compren este producto, y aseguró que nunca más comprará artículos de esta marca.

¿Nuestras recomendaciones? Siempre asegúrate de conocer qué dicen otros sobre esa marca que vas a comprar: ¿qué ingredientes o materiales conforman a ese producto? ¿Bajo qué proceso y estándares fue realizado? ¿La marca o empresa deja claro el proceso de creación o producción del producto?

También puedes leer los comentarios de otros usuarios y conocer sus experiencias. ¡Es mejor prevenir, que lamentar!

Fuente:
Etiquetas: curiosidades
Comentarios