Cuándo una quemadura de sol debería llevarte al médico o preocuparte

Compartir
Cuándo una quemadura de sol debería llevarte al médico o preocuparte

Hay cosas muy simples que hacemos sin necesidad de pensarlo dos veces. Pero a veces, que hayamos hecho algo toda la vida no implica que lo estemos haciendo bien. Una de esas cosas es cuidar nuestro cuerpo de la luz del sol.


Vivimos en una época en la que la atmósfera es tan delicada que los rayos del sol son más que suficientes para provocar cáncer de piel y otras graves enfermedades. Sin embargo, no podemos dejar que eso destruya nuestro gusto por ir a la playa a tomar el sol, o caminar por hermosos y soleados paisajes. No podemos vivir en una burbuja. 

[Lee también:  Cómo preparar una loción post solar casera y natural]


Protégete

ciudad

Lo mejor que puedes hacer es mantenerte alejado del sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. A esa hora, su intensidad puede afectar tu salud, deshidratarte y causar ligeras quemaduras. 

[Lee también:  ¿Dónde colocarías el Sol? Tu respuesta revelará el lado oculto de tu personalidad]

Usa ropa suelta

ropa

Además de estar a la moda, la ropa suelta te puede ayudar mucho más de lo que crees a protegerte del sol. Los rayos solares rebotan en la tela de  tu ropa y si ésta no te toca, puedes protegerte casi tanto como si estuvieras dentro de algún edificio. 

Usa bloqueador todo el tiempo

protector

El bloqueador solar no es solo para usar cuando vas a la playa; éste debe ser aplicado todos los días que salgas al sol. De hecho, usarlo es una de las mejores formas de prevenir arrugas en el futuro. Si usas bloqueador con un SPF mayor a 30, puedes prevenir el envejecimiento por muchos años. Recuerda aplicarlo 15 minutos antes de salir al sol y volver a ponerlo cada 4 horas si estás expuesto a rayos UV. 

[Lee también:  Aprende a hacer un protector solar natural]

Ve al médico

quemadura

Tu salud es lo más importante y aunque muchas quemaduras de sol desaparecen con el tiempo mientras mantengas tu piel hidratada, también existen casos en los que deberías acudir al médico cuanto antes: 

  • Si tienes ampollas y éstas cubren gran parte del área quemada. 
  • Si la quemadura se presentó al mismo tiempo que una fiebre alta, dolor de cabeza, mucho dolor, deshidratación, confusión, náuseas y escalofríos. 
  • Si la quemadura se convirtió en una infección, presenta hinchazón, pus o marcas rojas sobresaliendo la quemadura. 
  • Si a pesar de tratamientos caseros e hidratación, la quemadura no desaparece en poco tiempo. 

Recuerda que lo mejor es prevenir, usa los consejos para evitar quemaduras y si llegas a tenerlas, no desesperes pero mantente alerta si alguna señal es como las antes mencionadas. 

Fuentes:
Comentarios