Cuando rompemos las cadenas alimentarias por la destrucción de especies

OVACEN por
0
Compartir
Cuando rompemos las cadenas alimentarias por la destrucción de especies

https://ecosistemas.ovacen.com/cadena-alimenticia-red-trofica/" alt="" />

Debido a la destrucción des especies producimos una modificación de ambientes naturales naturales y las cadenas alimenticias o tróficas, en México han desaparecido alrededor de 125 especies endémicas de mamíferos, 130 de aves, casi 400 especies de reptiles, cerca de 170 de anfibios, además de 10 mil a 15 mil de plantas, señaló el Instituto de Ecología (IE) de la UNAM.


A través de un comunicado, la máxima casa de estudios destaca que en México habita una de cada diez especies conocidas, por lo que es una megadiversa y se coloca en el tercer lugar en biodiversidad, sólo después de Indonesia y Brasil.

“La distribución de la biodiversidad genética no es homogénea, se determina por factores biológicos, ambientales y abióticos como clima, temperatura, geografía, geología e historia que otras especies comparten en el espacio”.

La destrucción o modificación de ambientes naturales y la introducción de especies exóticas a otros ecosistemas, representan las mayores amenazas, y aunque la UNAM hace esfuerzos para la conservación, “perdemos diversidad por razones económicas, sociales y políticas”, agregó.

La biodiversidad puede ser estudiada y entendida a nivel genético; la variedad biológica que se asigna a grupos de distinta jerarquía taxonómica es producto de la evolución. La generación continua de diversidad genética, y su extinción, es un fenómeno distintivo del desarrollo; sin embargo, hoy en día existe una preocupación por su incremento, inducida por la actividad de los humanos. Si una especie se extingue se pierde su genoma y su variación genética, explicó la académica.

Con el conocimiento de la diversidad y los niveles de variación genética, se puede estimar si es factible mover a los individuos para protegerlos; por ello, la variación genética y su distribución es importante en términos de conservación, añadió.

El abuso sin escrúpulos al que el hombre ha sometido a la naturaleza le ha causado una serie de daños irreversibles.

Dentro de los principales daños que han afectado de manera irreversible al ecosistema se encuentran:

1) La deforestación y las actividades extractivas. Sus consecuencias solo pueden calificarse de desastrosos porque empobrecen la calidad del agua, repercute en la desaparición de fauna y flora y agrava el calentamiento global.

2) Los derrames de crudo en ríos y mares. La afectación a hábitats marinos como arrecifes de coral, cardúmenes de peces o bahías difícilmente se aminoran con el paso de los años.

3) Las explosiones de plantas químicas. En 1984 se presentó en la población de Bhopal, India, un escape de 45 toneladas de isocianato de metilo en una fábrica de pesticidas que causó una gran explosión.

4) La polución. Consiste en la contaminación excesiva del aire o agua a través de la emisión de gases de todo tipo así como de sustancias altamente nocivas para cualquier tipo de ecosistema.

5) La cacería y comercio indiscriminado de animales silvestres. Además de ser la causa de la extinción de varias especies, estimula un comercio cruel de pieles y todo tipo de productos de origen animal que empobrecen las reservas naturales del planeta.

6) Aumento de los niveles de dióxido de carbono. El CO2 que se concentra en la atmósfera se debe en gran parte a la quema exagerada de combustibles fósiles en el planeta, tales como: carbón, petróleo o gas natural. Esta actividad calienta la superficie terráquea que repercute en el deshielo de los glaciares.

7) El abuso de la energía nuclear. Los desechos nucleares y la radiación que producen tienen efectos catastróficos para el planeta. El accidente en la planta de Chernobil, en Ucrania, en 1986, hizo que la radiación se extendiera en gran parte de Europa arrasando con bosques enteros y que permanecieran altos niveles de radiación por años.

8) La introducción de especies predadoras en ambientes ajenos. Por lo general arrasan con especies menores en tiempos récord con el correspondiente deterioro de ese ecosistema.


Comentarios