Cuando nació no sabían si sobreviviría y hoy festeja sus 15 años con el padre de la niña que le donó un corazón

Compartir
Cuando nació no sabían si sobreviviría y hoy festeja sus 15 años con el padre de la niña que le donó un corazón

Hace 13 años, un atroz accidente automovilístico causó la muerte de Ayelén, una niña de pocos meses de edad, y también las de su mamá y su hermana. Fue la peor tragedia para esa familia, pero también una esperanza para otra: hizo salvar la vida de Abril, que gracias a un trasplante de corazón celebra sus 15 años.  


[También te puede interesar:
Video viral: un niño sin manos hace lo imposible para calmar el llanto de su hermanito]


Abril y su papá

En ese momento,  Abril  era noticia en Argentina: una beba que había entrado a la lista de emergencia nacional del INCUCAI afectada por un adenovirus que le provocó una lesión y una cardiopatía dilatada que le impedía a su corazón bombear sangre eficazmente. Hasta el presidente había pedido más conciencia por la donación de órganos a partir del caso.

El donante tardó tanto en llegar, que los médicos decidieron apostar por un procedimiento riesgoso: Abril y Ayelén no eran compatibles, siquiera tenían el mismo grupo sanguíneo. El procedimiento implicó implicó el consentimiento de los padres para el inicio del protocolo de "sangre cruzada" y un riesgo fatal: el rechazo agudo inmediato. Cuando el corazón llegó a Buenos Aires, Abril ya esperaba sin el corazón en el cuerpo, porque no había un minuto que perder. 

El país estuvo en vilo. La niña podría haber rechazado el órgano. Pero su cuerpo lucho para sobrevivir, y hoy es una esperanza médica sin precedente en Argentina.
Fue el primer trasplante exitoso de donante no compatible en ese país, y hasta hoy sólo hubo dos más.

Un final conmovedor

El pasado fin de semana, Abril cumplió 15 años y celebró su soñada fiesta de 15. Pero hubo algo muy especial: decidió entrar del brazo de Enrique Pereyra, el papá de Ayelén: la niña cuyo corazón aún hoy late en el pecho de Abril.

Horacio Vogelfang, médico tratante de Abril

Varios meses después del trasplante, Enrique conoció a la familia de la niña que había sido salvada por el corazón de su hija. Desde entonces, sus padres son amigos, y Enrique acompañó a Abril en momentos significativos de su vida, como cuando fue elegida abanderada.

Enrique y Abril

Trasplantes de órganos: crear conciencia

El médico tratante, Horacio Vogelfang, expresó "Después de Abril, que es la primera vez que se intentó, hicimos dos trasplantes más de donante incompatible. Uno hace poco más de 3 años y el último hace 1 año.
Fueron trasplantes exitosos. Estamos al nivel internacional. El segundo chiquito falleció pero por problemas neurológicos y el último trasplantado está bien, en seguimiento."  

Historias como estas nos demuestran la importancia de la donación de órganos: cuando parece que solo hay vidas que se apagan, hay otras que están esperando su oportunidad.

Fuente:
Etiquetas: trasplante
Comentarios