Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Salud

¿Cuáles son las "calorías buenas" que puedes comer sin sentirte culpable?

No todas las calorías son "malas". Tu cuerpo necesita de ellas para obtener energía y mantenerse saludable.

Salud

¿Cuáles son las "calorías buenas" que puedes comer sin sentirte culpable?

No todas las calorías son "malas". Tu cuerpo necesita de ellas para obtener energía y mantenerse saludable.

Celeste Wagner

17/04/2018

Las calorías son unidades que sirven para medir el calor y la energía. Aunque tengan "mala fama", las calorías son la energía que necesita nuestro cuerpo para funcionar bien. El tema es que una misma caloría puede ser nutritiva o no serlo para nada. 

Éste es un tema muy importante. Porque las calorías se han transformado en la obsesión de muchas personas que buscan bajar de peso y que, con poca información, por ejemplo, pueden ir al mercado y leer el revés de los productos buscando solo las calorías y no los nutrientes. Si nuestra alimentación se basa en este concepto es posible comer las calorías que precisa nuestro cuerpo, pero sin ningún aporte nutricional. Sería como llenar el tanque de un carro con agua. Estaría lleno, pero no funcionaría para andar. 

[Lee también:  Conoce los alimentos con calorías negativas que te ayudarán a bajar de peso]

Eso es lo que explica por ejemplo, por qué hay personas que tienen sobrepeso y sin embargo están desnutridas. En síntesis: calorías y nutrientes no siempre van de la mano.

¡Pero pueden ir! Ésas son las "calorías buenas". Y necesitas conocerlas para dejar de tenerle miedo al contador de energía que necesita tu cuerpo para mantenerse saludable. 

Las calorías buenas se encuentran en:  

Carbohidratos buenos: pan de trigo integral, arroz integral, quinoa, avena, verduras y frutas. Contienen fibra, minerales, vitaminas y antioxidantes, y algunos también grasas saludables.

Grasa saludables: aceites vegetales, como el aceite de oliva, nueces y frutos secos. Aportan grasas saludables como los ácidos grasos omega-3, ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos poliinsaturados.

Proteínas magras: lácteos bajos en grasa, legumbres, frutos secos y semillas. Aportan proteínas, vitaminas y minerales esenciales., como el hierro.  

[Lee también:  Así es como puedes quemar calorías incluso después de que has dejado de hacer ejercicio]

Las "calorías malas" se encuentran en alimentos altos en azúcar o en la comida procesada que no aporta nutrientes pero sí calorías vacías de contenido nutricional. Por ejemplo, los jugos en polvo, los refrescos, o las mermeladas industriales: si te fijan aportan calorías, pero muy pocos nutrientes fundamentales para el cuerpo. Por el contrario, los frutos secos como las almendras o las nueces si bien aportan calorías y por eso deben regularse sus porciones, suman al cuerpo grasas saludables que precisa para funcionar bien.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. 


Otros

Salud

Cómo saber si tu cuerpo está intoxicado y necesita un detox

Piensa por un momento en tu cuerpo como si se tratara de una tubería. Si la cantidad de desechos supera la propia capacidad de evacuarlos, seguramente colpasará, y comenzaremos a percibir advertencias. 

Entretenimiento

El dilema del erizo: la fórmula para mantener una relación sana según Schop..

Hay vínculos que funcionan mejor a la distancia, otros que necesitan de la cercanía más íntima para seguir existiendo. ¿Cómo encontrar el equilibrio?

Salud

Una médica difundió un video de 2 pulmones reales funcionando que pocos se a..

Lo que muestra sorprende pero es real: la diferencia entre un pulmón sano y uno enfermo.

share