¿Cuáles pueden ser las causas emocionales de los problemas de fertilidad?
¿Cuáles pueden ser las causas emocionales de los problemas de fertilidad?

¿Cuáles pueden ser las causas emocionales de los problemas de fertilidad?

27.2K
¿Cuáles pueden ser las causas emocionales de los problemas de fertilidad?
27.2K

Muchas mujeres y parejas emprenden con ilusión el proyecto de tener un hijo. Ser padres es un desafío con algunas dificultades, pero inmensas alegrías. Sin embargo, para algunas familias es difícil el primer paso: lograr concebir el bebé.

Los problemas de fertilidad son realmente angustiantes; y como todas las dolencias físicas y afecciones del cuerpo, en muchos casos pueden tener una raíz emocional.

El Grupo cuerpo mente alma y la Dra. Nadia Giraudo acaban de editar el primer ejemplar de la revista  Âme, dedicada a temas de salud natural, libertad emocional y crecimiento personal. En este primer número y en los que están por salir,   Âme se propone indagar en la conexión entre el cuerpo, las enfermedades y las emociones que están viviendo quienes padecen estos problemas de fertilidad que trataremos en esta nota, como también tantos otros problemas de salud que tienen una raíz emocional como una de sus causas.  

En esta nota, que realizamos en base al libro Medicina cuerpo mente alma, un nuevo campo para la salud de la Dra. Nadia Giraudo, podrás conocer cuáles son algunas de las causas emocionales de los problemas de fertilidad, para comprenderlas y comenzar un camino de sanación.  

La Medicina cuerpo mente alma es un enfoque integral que combina la medicina tradicional con las terapias alternativas, atendiendo a las reacciones físicas que el cuerpo presenta a la propia percepción de la historia familiar, la gestación y las vivencias del árbol genealógico.

Desde este enfoque, es posible rastrear algunas causas frecuentes de las dificultades relacionadas con la fertilidad pero, como su autora remarca siempre, estas pautas deben ser tomadas como un elemento más dentro del abordaje integral y nunca deben ser tomadas de forma aisladas o fuera de un contexto general que involucra a otros diversos factores físicos, hormonales, nutricionales y psicológicos en general. No obstante, el rastreo de estos ítems estará dando un gran plus (a veces suficiente) al camino del tratamiento para destrabar este problema de fertilidad.

Algunas de las vivencias y emociones que frecuentemente al tratarlas revierten o ayudan a revertir los problemas de fertilidad son:


  • En muchas ocasiones, la dificultad para concebir está relacionada a alguna disfuncionalidad o enfermedad en las trompas de falopio o trompas uterinas de la mujer . La creencia que suele estar ligada a estas dificultades suele ser "No debo permitir la fecundación. Mi moral me dice que no merezco ser madre".

    Cuando este tipo de pensamiento o emoción perturba a la mujer, de forma consciente o no, suele haber sentimientos de inquietud por la reputación sexual. Son comunes los sentimientos de culpa o vergüenza, o el miedo a no merecer la bendición de tener un hijo. 

    A veces estos sentimientos están ligados a la rivalidad con otra mujer. Para superarlo, la mujer debe volver a tomar conciencia de que, como cualquier otra que lo desee, ella merece ser madre.

  • Además de lo anterior, los problemas de fertilidad pueden estar causados por el recuerdo, consciente o no, de historias familiares tristes, como muertes en el parto. Algo de la historia familiar dice "es mejor no tener hijos", y hay que preguntarse por qué para destrabar esa creencia inconsciente que puede estar perturbando la capacidad de concebir.

  • En algunas ocasiones, la dificultad para tener bebés puede estar ligada a que el útero está "ocupado" simbólicamente por otros hijos; que pueden ser padres, hermanos, amigos o cualquier persona con quien la pareja ejerza un rol maternal y/o paternal.

  •  La mujer o el hombre que padecen este problema pueden "no haber salido del rol de hijos", y esto puede causarles una dificultad para convertirse en padres. Hace falta cerrar de manera amorosa algo en el vínculo con los progenitores.

  • En algunos casos, el lugar de la pareja (para el hombre o para la mujer) puede estar ocupado por uno de sus progenitores, en un complejo de Edipo no resuelto

    En esos casos, puede aparecer la dificultad para formar una familia con la pareja que se elije actualmente, como adulto.


Dado que en muchos casos los problemas de fertilidad están íntimamente relacionados con la relación de la persona con los padres como se mencionaba anteriormente, y a veces con la dificultad para "salir del lugar de hijos", puede ser útil el siguiente ejercicio, volviendo a aclarar que esto es sólo uno de los elementos dentro de un abordaje global que debe ser tenido en cuenta y realizado por profesionales: Ejercicio para reconfortar a nuestro niño herido y sanar la relación con nuestros padres.

Fuentes:
Comentarios