¿Cuál es el misterio oculto detrás de las selfies que te tomas en tus vacaciones?

Compartir
¿Cuál es el misterio oculto detrás de las selfies que te tomas en tus vacaciones?

Nota por Jezabel Handel

www.proteccionanimalmundial.org  

Las selfies con animales silvestres proliferan en redes sociales, y cada vez con mayor frecuencia desde hace dos años en Facebook, Instagram y Twitter. La creciente tendencia está impulsando el sufrimiento y la explotación de algunos de los animales más icónicos de Latinoamérica, según informa la ONG mundial World Animal Protection, gracias a un estudio que llevó adelante junto a Grassriots.

La ONG enfocada en el bienestar animal tomó la decisión de encauzar esta investigación con el objetivo de retratar cuáles son las tendencias y alcances de las selfies con vida silvestre en diferentes lugares del mundo, de modo que fuera posible obtener datos que permitieran actuar para crear conciencia y fomentar un cambio, en caso de que ser necesario.

¿Cómo se llevó adelante el estudio?

Se combinaron motores de búsqueda de palabras clave, reconocimiento de imágenes e inteligencia artificial y, a su vez, se modificaron algoritmos de social listening para identificar y distinguir las selfies éticas de las selfies crueles con la vida silvestre.

La tecnología hizo posible detectar en qué lugares las personas suben imágenes de turistas abrazando, sosteniendo o interactuando con animales silvestres (selfies crueles) y, por el contrario, dónde se están posteando imágenes de animales dentro de sus hábitats naturales, sin ser invadidos o disgustados (selfies éticos).

Datos obtenidos

El software utilizado permitió develar:

  • Las diez especies más publicadas en redes sociales; entre ellas, los canguros, los elefantes y, en tercer lugar, los perezosos, animales icónicos de Centro y Sudamérica.
  • Un incremento del 292% en el número de selfies con vida silvestre subidas a Instagram entre el 2014 y junio del 2017.
  • Que cerca del 50 % de las selfies con animales silvestres muestran algún tipo de crueldad a través de imágenes en las que se ve a alguien abrazando, sosteniendo o interactuando inapropiadamente con un animal silvestre.
  • Que las personas son más propensas a subir una selfie ética a redes sociales si han sido sensibilizadas acerca de la crueldad que ocurre detrás de escena.

Ante estos datos obtenidos, Cassandra Koenen, Jefa de la campaña Silvestres No Entretenimiento de World Animal Protection, manifestó: “Los animales silvestres más icónicos son arrancados de su hábitat natural para ser usados como utilería en la fotografías de los turistas, que luego llegan a redes sociales. La realidad es que estos pobres animales son sometidos a un terrible sufrimiento, frente y detrás de cámaras. La creciente demanda por fotografías crueles con animales silvestres es una preocupación seria de bienestar animal. Nuestra reciente investigación encontró que más del 20% de las especies involucradas están amenazadas de desaparecer.”

Desde luego que los resultados son alarmantes, pues nos hacen pensar en la necesidad de continuar trabajando intensamente por un turismo responsable, de modo que las personas comprendan la importancia de respetar el hábitat de un animal, entendiendo que ellos sufren al igual que nosotros si son separados de sus familias, comunidad o espacio.

Estudios de caso: Manaos, Brasil y Puerto Alegría, Perú

Los investigadores a cargo del estudio revelaron que en dos ciudades próximas al Amazonas —Manaos, en Brasil, y Puerto Alegría, en Perú— los animales son removidos de su hábitat, casi siempre de manera ilegal, y usados por operadores turísticos que los explotan y lastiman con el fin de que los turistas tengan la chance de fotografiarse sosteniendo a un animal.

Tanto en público como a escondidas, los investigadores descubrieron evidencias de la crueldad en la que viven los animales silvestres, incluyendo:

  • Perezosos capturados del hábitat silvestre, atados con cuerdas a los árboles, que viven menos de seis meses en esas condiciones.
  • Tucanes y otras aves con abscesos en las patas.
  • Anacondas verdes lesionadas y deshidratadas.
  • Caimanes con bandas elásticas en sus hocicos.
  • Ocelotes encerrados en pequeñas jaulas.
  • Un manatí capturado en un pequeño tanque a la entrada de un hotel.
  • Un oso hormiguero gigante, golpeado y maltratado por su dueño.

¿Cómo ser parte del cambio?

Ante todo, es bueno saber que si hay clientes que consumen ofertas de entretenimiento a costa del sufrimiento animal, aunque sea de forma involuntaria, están favoreciendo estas prácticas de maltrato. De lo contrario, con turistas conscientes y cuidadosos en sus formas de proceder, tarde o temprano, estos negocios disminuirán de forma drástica.

Steve McIvor, CEO de World Animal Protection, sostiene: “La manía por las fotografías con especies exóticas es un fenómeno mundial alimentado por los turistas, quienes suelen ignorar las horribles condiciones y el terrible trato que soportan los animales silvestres para que un turista tenga una fotografía especial. Detrás de escena, los animales silvestres son arrancados de sus madres cuando aún son bebés, y escondidos en estrechas y sucias condiciones, causándoles severos traumas psicológicos”.

Ahora que ya conoces qué está sucediendo, es hora de actuar para que esto acabe. ¿De qué modo? En primer lugar, puedes firmar nuestro Código de Selfie de Vida Silvestre aquí a fin de comprometerte a tomar fotografías responsables y ayudarnos a mostrarle a Instagram que la moda de las selfies crueles con animales silvestres debe detenerse. Además, en este link  encontrarás la guía para ser un turista responsable que puedes compartir entre tus conocidos y así pasarles el mensaje.

¡Los animales te necesitan! Tú puedes unirte al movimiento comprometiéndote a mantener a los animales silvestres en su hábitat natural, a donde pertenecen.

Fuente:
WAP
Comentarios