Crumble de frutos rojos: listo en menos de una hora

61.2K
Crumble de frutos rojos: listo en menos de una hora
61.2K

El crumble es un pastel que consta de una masa, un relleno de frutas y un arenado de harina, manteca y azúcar que le da una textura crocante. Una gran característica de esta tarta dulce es que puede hacerse con cualquier fruta, incluso con frutas que estén pasadas.


Esta preparación consta de ingredientes muy básicos y se puede remplazar el arenado con galletas dulces trituradas (una muy buena manera de no botar aquellas galletas, húmedas y rotas, que tienes abandonadas en la alacena).
Además, es muy rápida de hacer y puede sacarte de apuros frente a una visita inesperada. Una vez que está lista se puede servir inmediatamente, ya que no hace falta dejarla enfriar.



Ingredientes

Masa

- 200 gr de manteca a temperatura ambiente
- 325 gr de azúcar
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 3 huevos
- 325 gr de harina
- 2 cucharaditas de levadura
- ½ vaso de leche

Relleno


- 300 gr de frutos rojos a elección
- Un poco de azúcar para espolvorear

Crumble

- 100 gr de manteca fría
- 70 gr de azúcar
- 150 gr de harina

Preparación

Masa

1. Precalienta el horno a 180 ºC.
2. Lava y, en caso de que sea necesario, descaroza los frutos.
3. Enmanteca y enharina una fuente para horno de 30 x 22 cm aproximadamente.
4. En un recipiente, bate la manteca, el azúcar y la esencia de vainilla hasta lograr una mezcla de consistencia brillante y cremosa.
5. Añade los huevos a la vez que sigues mezclando.
6. En otro recipiente, mezcla la harina con la levadura y suavemente incorpóralos a la mezcla sin batir demasiado.
7. Añade la leche y mezcla. Finalmente, estira la masa en la fuente para horno.

Relleno

Vierte los frutos rojos espolvoreados con azúcar por encima de la masa.

Crumble

Mezcla con las manos el harina con el azúcar y la manteca. Une los ingredientes, deshaciendo bien la manteca y sin amasar, hasta formar un arenado. 

Nota: Si no deseas que la preparación contenga mucha harina, puedes hacer el postre sin la masa, solo con el relleno y el crumble. 

Llevar al horno por 45 minutos y servir caliente 

Tip: Este postre es ideal para servir caliente con helado de crema en una copa.
¡un poco de helado de vainilla o crema batida le sientan muy bien!


Fuentes:
Comentarios