Crisis impulsa Movimiento

Compartir
Crisis impulsa Movimiento

 A veces crecer internamente no es tarea sencilla. Nos han enseñado desde muy pequeñitos a desconectarnos, a crear un falso yo, a seguir estructuras, a encajar en determinados roles. Muy a menudo la vida viene y como un tsunami derriba todo eso, y es ahí dónde uno entra en desesperación, no sabe para dónde correr, cree que perdió todo, que hizo algo mal y es un castigo divino, pero no.

Puede ser una gran oportunidad si sabemos mirar, si confiamos, si nos entregamos a eso que está pasando sabiendo que hay algo que cambiar o que la vida tiene algo mejor para nosotros. En medio del huracán, en plena crisis no podemos ver nada de lo mencionado anteriormente por eso te dejo algunas claves para que atravieses la turbulencia siendo tu mejor piloto.
 1)   No desesperes: ámate sintiéndote así. Si entras a criticarte y a juzgarte es peor, más resistencia y uno comienza a pelear con eso en vez de aceptarlo.
 2)   Todo pasa: En el momento creemos que eso desgarrador que estamos sintiendo va a quedarse por siempre con nosotros y no es así, cuánto más lo abrazamos más rápido se transforma.
 3)   Todo cambia: muchas veces queremos que todo se quede quieto, como si eso nos diera la seguridad, la falsa ilusión que podemos controlar lo externo y no sucede así. En la vida hay movimiento, dualidad, cambio.
 4)   No pierdas la Fé: la confianza en ti mismo, no hiciste nada malo. Es un proceso en donde la vida te está empujando a más, a evolucionar.
 5)   Entrégate a Dios: pon en sus manos todo aquello que no entiendas, que sientas injusto, andá profundo adentro y pedile claridad, sostén, fuerza, sabiduría y aceptación.
 6)   Busca momentos de soledad: estar contigo en silencio, respirar, aquietar la mente, los pensamientos, observarlos.
 7)   Relaciónate con la naturaleza: pasa momentos al día al aire libre, contacta con el sol, con lo verde, quédate ahí un rato.
 8)   Descarga con actividades artísticas: escribe lo que sientas, te va a ayudar para expresarte, sacar, aliviar. Pinta, baila, haz el ridículo en alguna clase de teatro, te aliviarás y no te tomarás tan en serio.
 9)   Haz ejercicio físico: mueve la energía, libera estrés y hace más sano todo el proceso.        

Comentarios