Conoce los beneficios de cantar bajo la ducha

Compartir
Conoce los beneficios de cantar bajo la ducha

Más del 60% de nuestro cuerpo está formado por agua, y en tanto los líquidos reaccionan frente a las ondas sonoras, tenemos una cualidad receptiva muy particular a todas las vibraciones tanto internas como externas. Por eso la música puede tener tantos efectos positivos para nuestra salud y ayudarnos a la sanación; más aún si podemos generarla desde nuestro interior, ¡cantando!


No hay nada más liberador que cantar bajo la ducha; es un clásico de muchas convivencias y motivo de chistes y anécdotas entre la familia o los amigos. 

Pero además de ser una experiencia divertida, cantar bajo el agua tiene muchos beneficios para la salud que podrás conocer en esta nota. Y para que te resulten, ¡ni siquiera necesitas una técnica de canto! De manera que ya sabrás cómo argumentar cuando alguien te diga que dejes de cantar mientras te bañas. 


cantar ducha

En sí mismo, el canto ayuda a: mejorar el ánimo, liberar el estrés, relajarse, aliviar el dolor, mejorar la postura, la capacidad respiratoria, mejorar la atención mental, la confianza y a ejercitar los músculos del rostro y el abdomen. 

“Cantar reporta beneficios, tanto en el plano físico como psicológico. Cantar es una actividad aeróbica que aumenta la oxigenación y el flujo sanguíneo y ejercita los mayores grupos musculares de la parte superior del cuerpo. Cantar también tiene efectos a nivel psicológico ya que actúa directamente sobre el sistema endocrino y reduce el estrés”, señala  Graham Welch, profesor de Educación Musical de la Universidad de Londres. Pero específicamente, bajo la ducha son muchos más.

¿Por qué? Porque las ondas sonoras se reflejan directamente en la pared y mejoran la voz cuando aumenta la potencia. Las notas musicales se mantiene en el aire por más tiempo, y las canciones pueden sonar como en el mejor estudio de grabación. 

Cuáles son los beneficios de cantar

cantar ducha- beneficios

1. Desconecta la mente

Cantar ayuda a inhibir la fatiga y olvidarse por un momento de las preocupaciones. De hecho,  contribuye a reducir el nivel de cortisol, la hormona del estrés, y a aumentar la producción de endorfinas, las hormonas de la felicidad. 

2. Mantiene sano el corazón

Según investigadores de la Universidad de Gotemburgo (Suecia), cantar tiene el mismo efecto que los ejercicios de respiración; y, cada vez que exhalamos, el ritmo cardíaco se ralentiza, enviando una señal al cerebro de que todo está bien y activando los mecanismos naturales de relajación. Además, oxigena la sangre, regula la presión arterial y limpia los conductos respiratorios. 

3. Nos brinda seguridad 

El canto tiene un sentido de comunidad; nos conecta con nuestra infancia y nuestros antepasados tribales. Cuando un bebé escucha a sus padres, se siente protegido, por eso seguramente canciones y sonidos de nuestra infancia nos hagan recordar esa sensación de seguridad y contención, haciéndonos una caricia al alma.  

4. Entrena la memoria

Cantar potencia y favorece algunas de nuestras funciones cognitivas, solo por el hecho de recordar textos o melodías. 

5. Energiza y mejora el humor

Cantar es también una gran descarga que nos llena de energía y buen humor. 

6. Mejora el sistema inmune

Un grupo de científicos de la Universidad de Frankfurt (Alemania) realizaron un estudio y comprobaron que as personas luego de 60 minutos de canto habían incrementado el nivel de inmunoglobulina A, una proteína que funciona como anticuerpo, y de hidrocortisona, una hormona antiestrés. 

Por todo esto, si haz tenido un día triste, cansado o adolorido, ¡canta! ¡Y que no te importe el qué dirán!

Fuentes:
ABC
Etiquetas: cantante, ducha
Comentarios