Conoce las propiedades antibióticas, antimicóticas, analgésicas, anestésicas y antisépticas del Chilcuague.

1.2K
Conoce las propiedades antibióticas, antimicóticas, analgésicas, anestésicas y antisépticas del Chilcuague.
1.2K

José Luis trabaja en proyectos productivos en comunidades rurales de Guanajuato, principalmente con mujeres.

En la Sierra de Gorda ubicada en la Sierra Madre Oriental de México, crece y se reproduce el Chilcuague, una planta bondadosa cuya raíz guarda una sustancia activa llamada Afinina. Esa sustancia si bien es cierto no es milagrosa, podemos decir que tiene muchas y variadas virtudes que nos ayudan a llevar una alimentación saludable y es una opción de sanación alternativa. Para conocer sobre esta planta entrevistamos a José Luis Cortés, un agrónomo independiente quien nos platicó que la sustancia activa sirve como antibiótico, antimicótico, analgésico, anestésico y antiséptico. Además, es auxiliar para atacar las infecciones como la laringitis, la faringitis y la gingivitis. Se usa en heridas con pus, mata hongos como el de la candidiasis, acaba con el pie de atleta, quita los dolores de garganta, muelas y se puede aplicar en mucosas y heridas como mertiolate. Es además sialogogo, es decir, nos ayuda a producir más saliva, con lo cual se estimula nuestro sistema inmunológico, produce también endorfinas (lo que hace que la gente se ponga contenta), y a través de la saliva que produce tiene la capacidad de neutralizar la acidez estomacal y bucal y nos ayuda a tener una buena  digestión. José Luis trabaja desde hace 10 años en procesos productivos en comunidades rurales para impulsar la siembra y  uso del Chilcuague; y en eso pone mucho énfasis, “estamos comprometidos a seguir sembrando Chilcuague, a reforestar con plantas medicinales”. Nos contó que la afinina es una alcamida que ha sido investigada por diferentes universidades en el mundo. En México investigadores del Instituto Politécnico Nacional descubrieron las propiedades antimicóticas del Chilcuague, por ejemplo. José Luis reconoce que aún no se conocen todas las bondades de la planta y que hay muchas cosas por descubrir aunque actualmente se usa para muchas cosas. “Sé de una persona que tenía 21 días hospitalizada por gingiborrea, cuando le aplicaron Chilcuague al día siguiente la dieron de alta”. Nos cuenta de casos exitosos contra las infecciones vaginales como el Papiloma virus; y durante la menopausia puede reactivar el flujo vaginal. José Luis nos compartió que para el Síndrome de Sjögren o Síndrome de la boca seca, enfermedad que causa resequedad en la boca, ojos, nariz, garganta e incluso la piel, para eso “es buenísimo a mí me han tocado casos que los he visto llorar”. La palabra Chilcuague viene de náhuatl chilcoatl; chil, picante; coatl, serpiente. Fue llamada así porque la forma de la raíz es como una serpiente. A lo largo de la historia ha sido utilizada por diversas culturas por lo que también se le conoce como Chilcuatl, chilmecatl, hierba de la muela, palo de duende, palo de chile o chile de palo, raíz azteca y raíz de oro. Actualmente en las comunidades de la Sierra Gorda, José Luis observa que la gente utiliza esta raíz en todo, es parte de su alimentación diaria, “en los frijoles, en los nopales, en la salsa, la deshidratan y hacen sal…en todo, si no hay Chilcuague es como comer en México sin tortilla o chile”. El Chilcuague es una planta endémica de esta región de México, aunque en otros países hay plantas que tienen afinina que es la sustancia activa hospedada en la raíz. José Luis le apuesta a proyectos productivos con la triple idea de ganar, ganar, ganar…reforestamos las montañas con plantas medicinales, nos sanamos nosotros y se sana el bolsillo de la gente en las comunidades…”es un proyecto de mucha luz”.               �


La raíz del Chilcuague tiene una sustancia activa llamada afinina, sustancia que tiene una infinidad de beneficios para nuestra salud.
Comentarios