Compostar para reducir la basura de las grandes ciudades

32.3K
Compostar para reducir la basura de las grandes ciudades
32.3K

Cuando se recicla lo orgánico, se reduce la cantidad de basura que se genera en cada casa. A grandes escalas, sirve para ciudades enteras


El compostaje es una de las técnicas más populares para recuperar residuos orgánicos. La principal ventaja es que permite reciclar los residuos en el mismo sitio en donde se producen y no necesita de grandes inversiones en tecnología para hacerlo. Es tan sencillo que cualquiera puede hacerlo en su casa sin inconvenientes.

El compost es abono natural que se produce a partir de la separación de los residuos orgánicos del resto de los desechos. Se produce naturalmente por efecto de la descomposición de residuos orgánicos por medio de la reproducción de aquellas bacterias presentes en el ambiente.

El resultado final de este proceso es una tierra negra inodora, que puede ser utilizada para macetas, canteros y jardines. Aporta, entre otras cosas, nutrientes esenciales para las plantas y mejora el crecimiento vegetal, así como la absorción del agua y los rayos solares.

A partir de los residuos orgánicos que se generan en nuestros hogares, podemos hacer nuestro compost para generar abono natural para plantas y al mismo tiempo colaborar con el medio ambiente, ya que así se puede reducir la cantidad de basura que se entierra.

En definitiva, el proceso deriva en la reducción del volumen de basura del propio hogar. Pero si esto se traslada a una escala más significativa, podría significar una consecuencia en el impacto ambiental y económico asociado a la logística, el transporte, el consumo de energía y el uso y entierro de bolsas de plástico en los rellenos sanitarios.

Ya es bien sabido que en las grandes ciudades del mundo la cuestión de la basura y los desechos es un tema de agenda. Definitivamente los gobiernos empiezan a tomar medidas y tratar de dar soluciones a esta problemática. En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, tuvieron la iniciativa de dictar talleres de compostaje domiciliario para todos los vecinos.

Además, el gobierno porteño ha comenzado a construir una planta que apunta a tratar 10 toneladas de residuos orgánicos al día, para convertirlos en nada más y nada menos que en compost a través de la fermentación aeróbica. La planta será cerrada para reducir emisiones sonoras y visuales. Los residuos que se tratarán en la planta vendrán de recolecciones diferenciadas de polos gastronómicos, parques, clubes equinos y zoológicos. Es por eso que es tan importante concientizar a todos ellos, para fomentar una correcta separación.

Se busca que con esta iniciativa y a través de los talleres, se genere conciencia de esta problemática global, para enseñar, demostrar y fomentar el compostaje domiciliario entre quienes viven en la ciudad. Profundizar en materia de separación en origen es entender que, además de separar los materiales reciclables como el papel, el cartón, el plástico, el vidrio o el metal, también se pueden recuperar los residuos que son orgánicos como los restos vegetales (¡no animales!) y hacer de ellos este natural y útil abono, para devolverle a la tierra algo de lo que ella nos da.

Comentarios