Complicaciones que pueden surgir tras una operación de prótesis de rodilla

Compartir
Complicaciones que pueden surgir tras una operación de prótesis de rodilla

algunas complicaciones" alt="" />

La operación de prótesis de rodilla es una operación relativamente sencilla que, para nada, se considera de riesgo. Además, tampoco suelen surgir complicaciones asociadas a esta cirugía, por lo que si te vas a someter a ella, no tienes de qué preocuparte.  

Sin embargo, como en cualquier operación, cuando uno va a meterse en un quirófano quiere conocer todos los detalles: cómo va a ser la cirugía, cuánto tiempo durará, algunas complicaciones que puedan surgir o cuánto tiempo tardarás en recuperarte. Lo cierto es que la persona más indicada para ofrecer este tipo de información es el especialista o el propio cirujano, ya que dependerá de cada caso.  

Para la operación de prótesis de rodilla las únicas complicaciones que pueden surgir son en el postoperatorio y en la propia intervención quirúrgica. A continuación te explicamos un poco más concretamente en qué consistirían cada una de ellas.

Recomendaciones para el preoperatorio

En el preoperatorio lo más importante es intentar, en la medida de lo posible, mantener la rodilla activa. Con esto nos referimos a que no debemos despreocuparnos por el hecho de que con la operación se vaya a arreglar todo, sino que debemos intentar ejercitar la rodilla para que esté fuerte de cara a la recuperación de la cirugía.  

Como la cirugía solo se aplica en casos donde no existe otra solución para aliviar al paciente de su dolor, el especialista que recomiende será la persona indicada para ponerle el preaviso de todas las recomendaciones. Como siempre, dependiendo de cada caso se recomendará una cosa u otra. Riesgos derivados de la cirugía Aunque sea una operación de muy bajo riesgo, tanto el anestesista como el cirujano serán los responsables de comunicarle todas las contraindicaciones y complicaciones que se pueden dar en el quirófano. Tendrán que detallar claramente cuáles son estos riesgos y asegurarse de que el paciente los entienda.  

La intervención para colocar una prótesis de rodilla es, como ya hemos dicho, una cirugía que suele desarrollarse sin complicaciones ni riesgos para la salud del paciente. No obstante, existen algunas incidencias que han aparecido (en pocas ocasiones) en algunos pacientes, la muchas de ellas, derivadas de la anestesia.  

●     Infección urinaria: puede darse debido a que durante la intervención en paciente lleva puesta una sonda, por donde pueden entrar bacterias y alojarse en el sistema urinario. Es importante que se suministre, por este motivo, un tratamiento anti-infecciones.  

●     Infección respiratoria: La incisión que se lleva a cabo en la cirugía puede ser una puerta abierta par gérmenes y bacterias que pueden provocar en el paciente enrojecimientos, dolor, malestar general, fiebre...  

●     Creación de coágulos: Debido a que la incisión se realiza en las piernas puede aparecer dificultad para que la circulación sanguínea funcione con normalidad.  

●     Rechazo a la prótesis: si el preoperatorio se realiza de forma correcta, en principio no tendría que haber problemas, sin embargo puede que se produzca una reacción alérgica ante la prótesis o los materiales con los que está hecha. 

Comentarios