Cómo tratar la sinusitis de manera natural

101.4K
Cómo tratar la sinusitis de manera natural
101.4K

La sinusitis es una enfermedad inflamatoria de la mucosa de la nariz y de los senos paranasales que puede producir secreciones, obstrucción nasal y dolor en el rostro; lo cual puede generar gran molestia además de otros síntomas como tos o fiebre. Por lo general, se produce a raíz de una infección o un cuadro alérgico que muchos suelen intentar atacar mediante medicación tradicional. Sin embargo, también existen alternativas naturales que puedes realizar para aliviar la molestia y respirar mejor. 


Método natural

Para realizar esta técnica precisas un utensilio similar a una jarrita que se conoce como "lota nasal". Puede ser de cerámica como de plástico y permite realizar lavados nasales para abrir las vías respiratorias. A diferencia de otros elementos como las jeringas, permiten hacer correr el agua levemente, sin demasiada presión. 

Para el preparado:

Mezcla en un recipiente un litro de agua (si es posible, filtrada) con tres cucharaditas de sal marina hasta que se disuelva completamente. 

Procedimiento

1. Vierte el líquido preparado en la lota. 
2. Colócate por encima de un recipiente para evitar mojarte con el agua que pueda caer cuando realices la limpieza. Si quieres también puedes rodear tu cuello con una pequeña toalla o paño. 
3. Inclina tu cuerpo hacia delante e introduce la lota por la fosa nasal izquierda. 
4. Afloja tu cuerpo y deja que el agua entre por la fosa izquierda y salga por la derecha. Es fundamental que respires por la boca y la mantengas levemente abierta.
5. Al terminar, límpiate con cuidado la nariz, exhalando con suavidad para eliminar todos los desechos acumulados en las mucosas. 

Una vez que hayas finalizado, repite la técnica con la fosa nasal derecha.

Ventajas de este método

-Elimina bacterias, toxinas y mucosidad acumulada en los senos paranasales. 
-Mejora la respiración.
-Despeja los conductos que unen los oídos, los ojos y la nariz.
-Activa las terminaciones nerviosas vinculadas al cerebro. 
-Alivia la migraña. 
-Brinda una sensación de bienestar y relajación.
-Reduce los posibles ronquidos. 

Consejos para cuidar tu sistema respiratorio

-Toma por las mañanas frutas con contenido de vitamina C que te ayudará a depurar el cuerpo y reforzar el sistema inmunológico.
-Intenta evitar el consumo de azúcares, lácteos y contribuyen a la incubación de gérmenes.
-Ventila los ambientes y evita el humo de tabaco.
-Descansa bien y trabaja las situaciones de tensión o estrés que puedan estar incidiendo sobre las reacciones de tu cuerpo.

Recuerda que un cuerpo intoxicado es más propenso a padecer alergias e incubar gérmenes y bacterias. Cuidándolo estarás ayudando a mantenerlo sano y ese bienestar te llenará de energía, vitalidad y alegría.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:
Comentarios