Cómo sembrar césped y cuidar de él

18.6K
Cómo sembrar césped y cuidar de él
18.6K

Cuando hablamos del cuidado del jardín, solemos pensar en el huerto, las flores, las plantas ornamentales... Pero a veces se olvida a uno de los protagonistas de cualquier espacio verde: el césped.


Sin él, el jardín no se lucirá de igual modo, y además, el césped es importante para proteger el terreno de la erosión natural en las partes en las que no hay nada sembrado.

césped

Aunque parezca que todos los pastos son iguales, lo cierto es que existen muchos tipos diferentes, que tienen distintos cuidados, usos y niveles de resistencia. 

Además, para plantar césped desde semillas y que crezca saludable, es necesario tener en cuenta algunos consejos, que puedes aprender a continuación.

Cómo sembrar césped paso a paso

sembrando césped

1. Prepara el terreno. Para sembrar césped y que crezca correctamente, debes labrarlo hasta que esté suelto y quitar todas las piedras que pudiera tener. Cuanto más esponjoso esté el terreno, mejor enraizará el césped. También es importante que esté enriquecido con materia orgánica. Puedes usar compost, estiércol o humus de lombriz.

2. Rastrilla y nivela. También como parte de la preparación, rastrilla el terreno que preparaste, con un rastrillo de púas duras que te ayude a terminar de quitar las piedras. Por último, nivélalo utilizando un listón de madera o similar para ver dónde hace falta quitar tierra y adónde rellenar. 

3. Planta. Cuando el suelo esté listo, es momento de echar las semillas. Más adelante, podrás aprender a escoger cuál tipo de césped es adecuado para tu jardín.  La semilla puede tirarse a mano o con un sembrador. Luego, hay que tapar las semillas con recebo, que es una mezcla de mantillo (cortezas u otro material orgánico seco) y arena que ayuda a la germinación ya que mantiene la humedad del suelo. Se deben calcular de 4 a 5 kilogramos de recebo por metro cuadrado de césped. 

4. Aplana. Con un rodillo, o valiéndote de un objeto que tengas en tu casa, como un barril, aplana el recebo para que no se suelte con el riego.

5. Riega. Para favorecer la germinación, durante el primer tiempo se recomienda regar el césped tres veces al día, con un riego corto por la mañana, otro al mediodía y un último, al ponerse el sol. Cuando las semillas germinen, es importante comenzar a regar solo por la mañana. De lo contrario, el césped recién nacido puede quemarse o contraer hongos.

Cómo cuidar el césped

cómo cuidar el césped

  • Apenas lo siembras, el césped necesita mucha humedad para germinar. Debes cubrir las semillas con recebo o mantillo y regar tres veces al día. Pero apenas germine, debes comenzar a regarlo solo por la mañana. 
  • Como el césped requiere mucho riego, sobre todo en verano en zonas en las que  no llueve a diario, es bueno instalar un sistema de riego por aspersión. 
  • El primer corte se debe hacer cuando el césped tenga una altura de 10 centímetros. Luego, puedes mantenerlo a la altura que quieras. Debes dejar de regarlo al menos un día antes de realizar el corte.
Para saber si estás regando lo suficiente:

  • Si el césped tiene un color verde intenso y está tierno, está bien regado.
  • Si el césped tiene un color pálido pero se ve tierno, es síntoma de excesivo riego.
  • Si el césped tiene un color apagado y quebradizo, le falta riego.

¿Cómo elegir el tipo de césped para tu jardín?

tipos de pasto tipos de césped

Existen diferentes tipos de césped o pasto y cada uno puede ser la mejor opción para un jardín diferente. Hay que tener en cuenta varios factores, fundamentalmente, el clima de la zona en la que se planta, y el uso del espacio en el que se está sembrando.

Según el uso:

  • Para uso ornamental, cuando no se pisará el césped, se recomiendan las variedades Agrostis estolonífera, Festuca rubra y Ray Grass. Estas son variedades de hoja muy fina y que se mantienen siempre verdes. 
  • Para uso familiar, cuando se necesita un césped resistente a las pisadas, pueden usarse Ray Grass, Agrostis o Poas. Una variedad aun más resistente, que puede utilizarse por ejemplo donde se va a hacer deporte, es la Festuca arundinacea.
  • Si va a crecer a la sombra, elegir Festuca arundinacea, Festuca ovina o rubra, Zoysia japónica, Poa nemoralis o Stenotaphun secundatum.
  • Si quieres un pasto bien grueso, elige Cynodon dactylon o Pennisetum clandestinum. Son altamente resistentes al poco mantenimiento, el pisoteo y las plagas.

Según el clima: 

Para climas templados y cálidos puedes elegir: Agrostis estolonifera, Agrostis tenuis, Festuca arundinacea, Festuca ovina, Festuca rubra, Lolium perenne (Ray-grass inglés) o Poa pratense. 

Para climas fríos:  Cynodon dactylon (Bermuda) Paspalum notatum (Hierba de Bahía) Pennisetum clandestinum (Kikuyu) Stenotaphrum secundatum (Gramón ó Hierba de San Agustín) Zoysia Japónica (Zoysia). 

Fuentes:
Etiquetas: césped, jardin, parque
Comentarios