¿Cómo reparar una malla ciclónica averiada?

Compartir
¿Cómo reparar una malla ciclónica averiada?

El siguiente artículo tiene como objetivo ayudarte a reparar aquellas rejas o alambrados de malla ciclónica que necesitan ser reemplazadas, pero no en su totalidad, sino que sólo necesitan una o unas pequeñas restauraciones en ciertos fragmentos, en donde el tiempo, o algún incidente, ha hecho de las suyas, causando algún daño al material en sí.
Afortunadamente los daños en la mallas ciclónica se pueden corregir, no como el caso de los daños hechos en la malla pollera, debido a la fragilidad del material, pues en caso de que ésta tuviera una imperfección, ésta tendría que reemplazarse completamente, teniendo que darle forma y soporte a toda la malla.

A continuación te indicaremos los pasos a seguir para que tú mismo corrijas y reemplaces el material de la malla, así no te vas a ver en la necesidad de depender y buscar a alguien que lo haga, gastando de más, siendo que tú mismo lo puedes hacer. Verás que es muy sencillo, sólo sigue los pasos al pie de la letra.

Material que necesitarás:

- Malla ciclónica
- Pinzas de presión
- Pinzas de corte
- Guantes de protección

Pasos a seguir:

Paso 1: Ubica el trozo de malla a reparar.

Identifica la parte de la malla que vas a corregir para que veas cuánto material vas a necesitar. Asegúrate de comprar el material que tenga las mismas cualidades que el que está en la malla, ya sea por el color, la altura y el material del que está hecho.

Paso 2: Desune el trozo de malla averiada.

Identificando el trozo que vas a cambiar, desune los alambres del extremo superior e inferior de la malla, deshílalo en forma de zigzag, hasta hacer la desunión. Haz lo mismo con la otra parte del trozo que vas a sustituir, hasta que retires el trozo completo que será retirado.

Paso 3. Une el trozo de malla a reemplazar.

Mide el trozo que vas a reemplazar y asegúrate de que mida lo mismo que el trozo de malla del que vas a deshacerte. Ahora haz sigue el mismo procedimiento del paso 2, desune la punta de los alambres del extremo superior e inferior de la malla y saca el alambre en espiral. Una vez libre el alambre y fuera de la malla, entrelaza las mallas en forma de espiral, como si estuvieras zurciendo la malla. Repite el mismo paso para el otro extremo y listo. Misión cumplida.

Malla ciclónica: http://ipasa.mx/malla-ciclonica/
Malla pollera:  http://ipasa.mx/malla-hexagonal-reforzada/


Comentarios