Cómo reducir tu factura de agua a la mitad

79.0K
Cómo reducir tu factura de agua a la mitad
79.0K

Aunque el agua es un recurso indispensable para la vida, los seres humanos contaminamos y desperdiciamos grandes cantidades de ella a diario. Muchas veces, este derroche se debe a la falta de información o al pensamiento de que se trata de un recurso prácticamente infinito. 


Tú puedes ayudar a revertir esta situación desde tu lugar que, aunque consideres insignificante, seguramente sumado a muchos otros pequeños cambios podrán hacer la diferencia. 

Para "comenzar por casa", además de revisar si existen pérdidas en las tuberías, también puedes realizar pequeñas y simples instalaciones. De esta manera, reducirás tu consumo de agua y podrás beneficiar no solo al planeta, sino también a tu bolsillo, ya que achicarás tu factura a la mitad o ¡aun más!

En la ducha

Aunque no lo creas, algo tan habitual como una ducha diaria puede gastar alrededor de 20 litros por minuto. Además de reducir el tiempo que pasas debajo del agua y cerrar el grifo al enjabonarte, también puedes instalar fácilmente un reductor de flujo de agua.

Esta pequeña pieza se coloca entre la tubería y el cabezal de ducha, generando una mediación en el curso de agua que reduce a la mitad el flujo. También existen cabezales de ducha que ya contienen el reductor instalado en su interior.

Utilizar estos elementos no implica un gran gasto de dinero y pueden hacerte ahorrar miles de litros de agua al año. 

En las llaves de agua

Además de controlar las pérdidas de los grifos de tu hogar, el uso de pequeños aireadores en las llaves de agua del baño o la cocina te permitirá reducir tu consumo de 10 a 5 litros por minuto. 

Estos accesorios se adaptan a las griferías y requieren un simple mantenimiento: sólo debes quitarlos y limpiarlos cada cierto tiempo; ¡ni siquiera necesitas otra herramienta más que tus manos para hacerlo! Así podrás bajar hasta un 60 % el consumo de agua.

En el retrete

Las descargas de los retretes consumen entre el 30% y el 40% de todo el agua que se utiliza en los hogares. La opción más económica para reducir este consumo es la instalación del sistema de doble descarga.

Este sistema que se está comenzando a implementar en los retretes modernos, permite elegir entre una descarga de pocos litros (para desechos líquidos) y otra mayor (para sólidos). A través de esta sencilla instalación es posible ahorrar unos 10.000 litros de agua al año por persona.

También existen kits que te permitirán transformar tu retrete convencional en uno de doble descarga.  Este kit está formado por 3 componentes: un nuevo sistema de entrada de agua con un flotador que ocupa poco espacio y permite ajustar la altura de agua en el depósito, el sistema de descarga en sí y el botón de doble descarga que reemplaza la palanca tradicional. 

Además de esta alternativa, también existen otras opciones como el uso de baño seco o compostero, aunque todavía muy pocas personas se animan a implementarlo.

En la lavadora

Las nuevas lavadoras ya contemplan sistemas de ahorros de agua que permiten hacer un lavado utilizando 80 litros de agua; 120 litros menos que las lavadoras antiguas. 

Si aun tienes un viejo modelo, también puedes hacer tu pequeño aporte llenando la lavadora en toda su capacidad para ahorrar agua. Además, si utilizas jabones ecológicos podrás reutilizar el agua, por ejemplo, para regar las plantas de tu jardín. 

Fuentes:
Comentarios