Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Ambiente

Cómo reciclar cajones de frutas con la técnica del decoupage

Aprende a reciclar cajones de verdura utilizando la técnica del decoupage para decorar todos los ambientes de tu hogar de una manera económica y eco-amigable.

Ambiente

Cómo reciclar cajones de frutas con la técnica del decoupage

Aprende a reciclar cajones de verdura utilizando la técnica del decoupage para decorar todos los ambientes de tu hogar de una manera económica y eco-amigable.

Laura Vidal

17/11/2015

El decoupage es una técnica que consiste en cubrir la superficie de un objeto con capas finas de un papel estampado, que puede ser especial para este método o una servilleta de papel con diseño. Es ideal para decorar objetos viejos que queramos volver a utilizar, muebles a los que nos gustaría darles un cambio para que se vean como nuevos u objetos realizados con materiales reciclados, como cuadernos o cajas.

En este caso, aprenderás a realizar esta técnica sobre cajones de fruta, para convertirlos en un banco o en una caja que quedará muy bonita en tu jardín, terraza o living, ya que, al barnizarlos, estos objetos podrán utilizarse tanto para interiores como para el exterior.

Como los diseños de servilletas y papeles pueden ser muy variados podrás reciclar objetos con ellos para decorar cualquier ambiente de tu hogar: la cocina, el living, la habitación o el baño. ¡No hay límites! Siempre encontrarás un motivo que combine con el estilo de tu hogar.

¡Aprende a reciclar estos cajones con muy pocos materiales!

Materiales

Materiales:

- Un cajón de  frutas

- Lija gruesa o una lijadora eléctrica

- Aceite de linaza cocido o tapa poros para madera

- Pintura sintética de color

- Agua

- Pincel ancho

- Barniz cola mate o brilloso

- Papel de arroz o servilletas estampadas

Procedimiento general

1. En primer lugar, es necesario que pongas en condiciones el cajón, ya que por lo general presentan astillas y suciedad. Luego, líjalo hasta que quede liso y limpio, ya sea con una lija gruesa y mucha paciencia o con una lijadora eléctrica.

2. Una vez que el cajón esté liso, colócale una mano de tapa poros o hidrátalo con algún producto natural, que puede ser aceite de linaza cocido. Luego, píntalo con látex, que puede ser blanco o del color que prefieras. Es preferible elegir un color claro para que se aprecien luego los detalles del papel.

3. Elige un papel de arroz o servilletas de papel (algunas son especiales para decoupage) con un diseño que te guste. Este paso debe realizarse con mucho cuidado. Coloca una capa de cola barniz sobre el cajón y apoya el papel encima con la ayuda de un pincel para que no queden globos ni burbujas.
Si el cajón irá en el exterior, es preferible que el barniz sea mate. Si estará dentro del hogar, puede quedar bien con un poco de brillo.

4. Barniza por encima del papel de arroz, dando 3 ó 4 capas con 20 ó 25 minutos de descanso entre ellas.

5. ¡Piensa el uso que le darás a tu cajón! Puedes utilizarlo para guardar los objetos que están desordenados en el hogar, como un revistero, o bien para guardar los juguetes de los niños. También puedes colgarlo en la pared como un estante, o darlo vuelta y ponerle unos cojines encima para que funcione como un banco pequeño.

Si la idea te gusta mucho, puedes revisar cómo hacer una biblioteca con cajones de manzana y estas ideas varias para reciclar y decorar cajones de fruta.

¡No limites tu creatividad!


Otros

Hogar

Recomendaciones navideñas para renovar el estilo de tu hogar

Los festejos navideños están a la vuelta de la esquina, en el ambiente ya se respira un aire distinto y la casa se convierte de nueva cuenta en la mejor carta de presentación con nuestros invitados.   De tal forma, la decoración toma rol...

Hogar

Decoraciones de navidad minimalistas y hermosas

Incluso en la navidad menos puede ser más.

Ambiente

Estos son los 3 residuos más difíciles de reciclar: ¡No los uses!

Éstas son las cosas que más cuesta reciclar para transformar nuevamente en materia prima. ¡Conócelas para reducir su consumo!

share