Cómo quitar el sarro de los dientes de forma natural

Compartir
Cómo quitar el sarro de los dientes de forma natural

El sarro es uno de los demonios diarios. Hablar con alguien y fijarse en sus dientes es algo de todos los días y uno nunca quiere ser el que demuestra esa placa que cubre los dientes y los hace ver sucios y antihigiénicos.


El sarro en sí no es dañino, pero al cubrir los dientes favorece la incubación de bacterias que pueden provocar caries o algo más peligroso como gingivitis o periodontitis.

luchar contra el sarro dental

A pesar de que cepilles tus dientes todos los días, no hay forma de evitar el sarro. Lo primero que se aconseja es que todos los días hagas dos o tres cepilladas profundas y meticulosas, la otra es que tus visitas al dentista sean regulares y se reduzca la cantidad de sarro en los dientes, pues en casos extremos las caries hacen que los dientes se caigan a una edad temprana y eso puede incluso provocar enfermedades gastrointestinales.

Sin embargo hay otras cosas que pueden ayudar a la prevención y eliminación del sarro.

Hilo dental

El cepillo de dientes siempre será tu principal aliado, pero con él está el hilo dental. No importa si no lo haz usado en mucho tiempo, tal vez sea un poco doloroso e incluso llegues a ver algo de sangre al enjuagar tu boca, pero eso significa que te has liberado exitosamente de muchos agentes contaminantes. Incluso sentirás tu boca mucho más libre.

Bicarbonato

Una técnica para remover el sarro desde casa es mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con media cucharadita de sal; remojar un cepillo en agua tibia para después sumergirlo en la mezcla antes mencionada, cepillar, escupir y repetir durante cinco minutos para debilitar el sarro.

Lo que debes hacer después es enjuagar tu boca con dos partes de peróxido de hidrógeno y una parte de agua tibia, después enjuaga con agua fría y finalmente remueve el sarro con un palillo, pero ten cuidado con las encías que pueden estar frágiles.

Evitar el tabaco

Muchos estudios han demostrado que la relación entre sarro y tabaquismo es alta. Quienes no pueden dejar los cigarros incluso se disponen a muchas enfermedades más graves que el sarro.

Aceite de coco

Una cucharada de aceite de coco puede ayudar como no lo imaginas. Enjuaga tu boca con una cucharada de aceite de coco, hazlo por 20 minutos dejando que recorra todos tus dientes, no hagas gárgaras ni te lo tragues, después escúpelo y cepilla tus dientes como siempre lo haces. Se recomienda hacerlo diario hasta que el sarro desaparezca, si lo haces sólo una vez es poco probable que funcione.

Alimentos

Masticar hojas de guayaba, comer manzana y zanahorias crudas son alimentos que ayudan a la prevención y lucha contra el sarro. Al contrario, pan de caja, ese industrial que venden en todas las tiendas y se pega al paladar es realmente dañino para tu boca, pues facilita la aparición del sarro casi tanto como las bebidas carbonatadas como la cerveza o el refresco.  

Recuerda que lo mejor es cepillar a diario tus dientes e ir al dentista, pero si pruebas alguno de estos consejos cuéntanos qué tal funcionaron y si tienes alguno que sirva también puedes escribirnos.

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal. 

Fuentes:
Comentarios