Cómo purificar, activar y limpiar tus piedras energéticas

2
| Valoración de Usuarios:
229.3K
Cómo purificar, activar y limpiar tus piedras energéticas
229.3K

El uso de piedras como símbolos de poder, de luz y de sabiduría ha sido descubierto desde tiempos muy remotos. Muchos pueblos de diversas culturas las han utilizado como objetos de decoración, adoración religiosa, o bien para fines curativos. Por ejemplo, los taoistas tomaban polvo de jade para alcanzar la inmortalidad; los egipcios, los babilonios, los asirios y los indios norteamericanos atribuían poderes a sus amuletos de cristal; y en China se utilizaba el jade para prolongar la vida o atraer el amor. 


Al haber estar en contacto con los centros de energía de la tierra, las piedras son utilizadas para calmar dolores físicos, mentales y emocionales. Pero, según su estado, forma o color cumplen distintas funciones. Generalmente los cristales opacos son receptores de energía y los transparentes como el cuarzo son emisores y regeneradores.

Aunque muchos escépticos se rehúsan a entender estas cualidades de las piedras, no hay misterio alguno: aquello que se revela es la la sencillez de que estamos hechos de la misma materia energética con la cual podemos trabajar para lograr la armonía.  

Limpia y purifica tu piedra

Antes de comenzar, debes saber que limpiar una piedra no significa quitarle la suciedad, sino liberarlas de toda vibración nociva que puedan portar. Por eso, no  se debe utilizar un cristal o piedra sin haberlo limpiado previamente dado que seguramente haya tomado contacto con otras manos y lugares antes de llegar a nosotros y se haya impregnado de energías que no sabemos si serán o no perjudiciales. Al limpiarlas, estarán más receptivas y podrás conectar mejor con ellas.

Cualquier piedra tiene el poder de liberar a las personas de la negatividad, no importa el tamaño, por lo cual debe ser limpiada metódicamente para asegurar la máxima efectividad. 

Métodos naturales para purificar tus piedras: 

Sal Marina

Para liberar tus piedras de las energías que pudieran haber absorbido antes de llegar a tus manos, la sal marina y el agua son la mejor opción. Si tu piedra no tiene grietas, déjala en agua con sal durante toda la noche. También puedes agregar salvia, albahaca o lavanda si quieres potenciar el proceso de purificación. 

Agua corriente

Otro método simple de limpiar tus piedras es colocarla bajo un chorro suave de agua corriente. Puedes acompañar este proceso pidiéndole al universo que, con el agua, se lleve todo lo negativo que contiene. 

Con otras piedras

Algunas piedras como el cuarzo transparente tienen la propiedad de purificar otras piedras. Para hacerlo, puedes colocarla dentro del mismo recipiente donde guardas tu piedra. Al entrar en contacto, el efecto se producirá sin mediación alguna. 

Con tu propia energía

Transmitirles tus propias intenciones y energía positiva también es una forma de conservar tus piedras. Puedes acompañar tu pedido de cuidado y protección con salvia que tiene la función de eliminar energía antigua. Aplícala en toda tu casa y también para purificar tus piedras energéticas. 





Cómo "programar" tus piedras energéticas

Luego de haberlas limpiado y purificado debes "programarlas" para orientarlas hacia el propósito para el cual las precises. La mejor forma es conectar con ellas es mentalmente. De esta manera, no solo te vincularás espiritualmente, sino que las cargarás de energías positivas. 

Para hacerlo, mantén la piedra, gema o cristal en tus manos (mejor en la mano izquierda) y repite: 

Dedico esta piedra al bien más elevado posible y pido que se dedique a ello con amor y con mucha luz

Si quieres programar la piedra para un uso específico, concéntrate en el propósito para el que la quieres (por ejemplo, la curación de algo específico)y luego termina el procedimiento diciendo:

Dedico este cristal al propósito de (tu deseo)

En ocasiones también resulta efectivo llevar puestas piedras encima, en el lado izquierdo de tu cuerpo, cerca de corazón y pegadas a tu piel.

A manera de experimento, toma un cristal cualquiera y permanece abierto a cualquier sentimiento que surja. Al tocarlo, notarás o bien que se calienta o, por el contrario, que permanece frío. Esto ocurre porque los cristales tienen energía electromagnética, al igual que el cuerpo humano y todo el universo. Cuando un cristal de cuarzo entra en contacto con una parte cualquiera del cuerpo, absorbe la energía desequilibrada. Al ir absorbiéndola, la piedra cambia de temperatura. Dependiendo de la respuesta del individuo, la temperatura disminuirá o aumentará. Una determinada persona puede sentirla cálida, mientras que otra la notará fría. Aunque piense que no puede beneficiarse de sus propiedades terapéuticas, los cristales son sanadores porque interactúan en los distintos cuerpos (físico, emocional, mental y espiritual) permitiéndonos acceder a la multidimensionalidad que somos. Esto, a su vez, nos permite integrarnos en todos nuestros aspectos.

Cómo guardar tus piedras

Algunas piedras pierden su color y su brillo si están demasiado expuestas al sol. Por eso, y para cuidar su fragilidad, guárdalas en un saquito de tela y podrás mantenerlas en perfectas condiciones.

Fuentes:
Comentarios