Cómo pueden afectar los eclipses a las embarazadas

Compartir
Cómo pueden afectar los eclipses a las embarazadas

Las tradiciones y costumbres pueden estar muy arraigadas en la población, y aveces algunas creencias prevalecen aunque nada en las evidencias lo demuestre. Para algunos se trata solo de palabrerío, pero debemos entender que la sabiduría ancestral además nos protege sobre todo mentalmente.


Durante momentos de importantes cambios, muchas veces confiamos en la sabiduría que pasa de boca en boca y de generación en generación, tal es en el caso de los embarazos.  

embarazo

Hay mujeres que juran que alguien les dijo que estaban embarazadas antes de que ellas lo supieran y sólo con mirarlas a los ojos. También hay quienes creen que con un anillo y una cadena pueden determinar el sexo del bebé y cuántos hijos vas a tener.

Una de las creencias que prevalece por sobre otras, sobre todo en la tradición latina, es la de que los eclipses pueden afectar negativamente al salud del bebé.  ¿Pero puede pasar algo realmente? Después de leer esto, seguramente llegues a la conclusión de que, si estás embarazada y pronto habrá eclipse, no deberías asustarte.

embarazo luna

Mito N°1

El pasado prehispánico, sobre todo el azteca, nos ha dejado con creencias que incluso hoy hacen que gente tome precauciones al momento de presenciar un eclipse. La idea más fuerte, por ser la más fatalista, es que si una mujer salía a la calle durante un eclipse, su bebé podría nacer con malformaciones o defectos genéticos.

La idea fue mutando y hoy sólo persiste la noción de que tiene altas posibilidades de nacer con labio leporino.  Esto es falso, pues eso se da debido a factores ambientales tóxicos o nocivos y un eclipse no representa nada de eso.

eclipse

Mito N° 2

También se cree que un eclipse total de sol (como el que sucedió a principios de año en Estados Unidos y se repetirá pronto) puede dañar las retinas y hasta cegar al bebé. Aquí sí hay que tener precaución, pero por la salud de la madre, porque el bebé está perfectamente a salvo en el vientre. Como cualquier persona (no sólo futuras madres), ver directamente al sol durante éste fenómeno sí es un riesgo a la vista. 

Mito N° 3

Finalmente, hay quienes evitan cocinar o consumir cualquier alimento durante un eclipse, incluso llegan a tirar toda la comida que fue preparada antes del eclipse. Cuando la luz del sol desaparece, según la creencia, la temperatura baja y nos expone más a los microbios y las bacterias que hay en el medio ambiente. Sin embargo, esto sucede diariamente de forma natural, por lo que un eclipse no supone un riesgo verdadero.  

lentes para eclipse

Influencia de la luna llena

Aunque los "peligros" de un eclipse citados anteriormente sean falsos, hay algo relacionado a la luna que sí puede tener una influencia sobre los embarazos, sobre todo con los que ya están a término. Pero no tiene tanto que ver con los eclipses, sino con la luna llena. 

Es que los eclipses ocurren siempre en luna llena; y es por eso que las influencias de la luna redonda se trasladan al eclipse. Cuando hay luna llena, hay más probabilidades de que las mujeres que ya están a punto de dar a luz se pongan de parto.

Pero no es nada peligroso: aunque la luna puede influir, por la fuerza de gravedad, que influye sobre las masas de agua (como el océano, o como el líquido amniótico), solamente puede desencadenar un parto que, de todas formas, iba a ocurrir en uno o dos días. Que los días de luna llena nacen más bebés es algo que han notado durante siglos nuestras abuelas, y algunas de ellas creen que ante un eclipse, se potencia. 

Pero ahora ya lo sabes: nada peligroso para una mamá ni su bebé puede ocurrir durante los eclipses. ¡Disfruta de la energía de la luna!

Fuentes:
Comentarios