¿Cómo proteger a tu perro del frío en invierno?

Compartir
¿Cómo proteger a tu perro del frío en invierno?

Hace pocos días ha comenzado el invierno en muchos sitios del mundo y, en algunos casos, las temperaturas pueden ir por debajo de los 0 grados. Así, es posible encontrar paisajes teñidos de nieve, o, simplemente, lugares con tanto frío que se hace necesario tomar ciertos recaudos. Por ello, es importante que todos estemos abrigados y calentitos, incluyendo también a nuestros mejores amigos, los perros.


En esta nota, encontrarás algunos tips que te ayudarán a saber cómo cuidar de ellos durante esta temporada invernal, para que puedan seguir jugando y disfrutando como siempre.

perro frío

1. Abrígalo con accesorios

Los perros pequeños se sentirán muy bien con un abrigo calentito. Sin embargo, es muy probable que no sea necesario para los que poseen pieles gruesas, a menos que el frío llegue a ser polar. En esos casos, también se recomienda proteger especialmente sus orejas, las colas y las patitas.

2. Mantenlo dentro del hogar

Si tu perro suele estar mucho tiempo afuera o incluso en su propia casita en el jardín, procura que esté en el hogar el mayor tiempo posible durante el invierno. Las altas temperaturas pueden afectar su salud, por lo que es mejor mantenerlo resguardado y en un ambiente seco. En caso de que no quieras tenerlo dentro, procura que su casa sea apta para bajas temperaturas donde no corra mucho viento ni filtre agua, para que pueda estar protegido.

3. No le quites el juego o ejercicio

Hay perros, sobre todo los de tamaño pequeño, que pueden preferir quedarse dentro de la casa, calentitos y durmiendo. Sin embargo, los que tienen mucha energía, no van a perderla por el cambio de temperaturas, por lo que te sugerimos que lo lleves a pasear en algún horario en que el frío no sea tan fuerte. También, puedes jugar con él adentro si es que hay espacio, ya sea saltando, bailando o lanzándole su pelota.

perrito

4. Permanece atento a sus necesidades

El invierno hace que nuestros mejor amigos gasten más calorías, así que sería bueno que consultes con tu veterinario de confianza si es preciso darle más alimento. ¡No lo hagas por tu cuenta ya que podría ganar sobrepeso! Simplemente, asesórate con su médico y aliméntalo de acuerdo a sus verdaderas necesidades.

5. Pon atención en su piel

Al igual que nos sucede a los humanos, la piel de los perritos también puede ponerse más seca, áspera y débil durante el invierno, por lo que no se recomienda bañarlo con la misma frecuencia que en verano.

6. Chequea las aceras


A la hora de caminar, podría haber nieve o hielo atascado en sus patitas, por lo que debes quitárselo para evitar que se lastime o patine. También, puedes comprarle unas botas acordes a su tamaño que eviten que ingrese frío a través de sus patitas.

mima al perro

7. Mímalo más que nunca

Claro que siempre es bueno mimar a nuestros amados perros (quienes difícilmente se niegan al cariño), pero tal como nos sucede a los seres humanos, ellos también disfrutan de recibir abrazos que les proporcionen calor y amor en épocas de mucho frío, y ¿qué mejor que darse calor los dos juntos?

Melania Gamboa, gerente de Animales en Comunidades de World Animal Protection, sugiere que en caso de que notes algún malestar o cambio de comportamiento en tu mascota producto del frío, acudas al veterinario para obtener la guía adecuada.

¡Ahora sí, con estos consejos, tu perro estará a salvo y podrá mantenerse tan saludable como lo hace durante todo el año!

www.proteccionanimalmundial.org

Fuentes:
Etiquetas: animales, mascotas, perros
Comentarios