Cómo potenciar tu creatividad gracias al pensamiento lateral

Compartir
Cómo potenciar tu creatividad gracias al pensamiento lateral

La creatividad es el motor de las ideas y de la innovación. Pero además, en el día a día puede ser un instrumento muy poderoso que nos ayude en el trabajo o a resolver esos problemas que no le encontramos solución. 


Para potenciarla podemos desarrollar estrategias y realizar diferentes ejercicios diarios. Ejercitar el cerebro realizando actividades distintas a las comunes puede aumentar el rendimiento intelectual y generar mejor estado de ánimo. Por ello, en esta nota te propongo salir de lo racional o la lógica habitual, mediante un método que permite incentivar la creatividad y al mismo tiempo entrenar la mente con ejercicios originales.

¿Qué es el pensamiento lateral?

Edward De Bono. Fuente: cuenta de twitter @Dr_EdwarddeBono.

Edward de Bono, psicólogo maltés especializado en  la creatividad acuñó por primera vez el término ‘pensamiento lateral’ en 1969 para definir un método novedoso para desarrollar la creatividad.  Ésta es una herramienta muy utilizada por publicistas y directores creativos, que además de romper con los paradigmas, abre nuevos horizontes del pensamiento.

Se trata de establecer procesos de razonamiento para resolver problemas y desafíos distintos a la lógica común (lo que De Bono llamó pensamiento vertical). El pensamiento vertical se crea a partir de las experiencias vividas, los aprendizajes, la cultura y el paradigma dominante en el que la persona está envuelta. Por ello se habla del uso lógico, puesto que el individuo utiliza su experiencia y convencionalismos para resolver las cosas.

El pensamiento lateral sale de lo conocido, de lo lógico e intenta resolver los retos gracias a un nuevo modelo de respuesta ajeno a la norma. Se plantea lograr que el individuo logre salirse del esquema de ideas dominante y potencie su creatividad.

A continuación, te propondremos 4  ejercicios que motivarán tu cerebro para utilizar el pensamiento lateral. Intenta resolver el desafío, sin mirar las respuestas, y descartando toda respuesta automática que refleje que estás usando tu lógica común o que te mantenga en la norma.

¡Diviértete!

1. El anillo y el café

"Esta mañana se me cayó un pendiente en el café. Y aunque la taza estaba llena, el pendiente no se mojó. ¿Cómo es posible eso?"

2. Caminar sobre el agua

Un reverendo anunció que cierto día, a cierta hora, realizaría un gran milagro: durante veinte minutos caminaría sobre la superficie del río Hudson sin hundirse en sus aguas. Una gran muchedumbre se apiñó para presenciar la hazaña. El reverendo realizó exactamente lo que afirmó que haría. ¿Cómo?

3. Una historia de cama

Por asuntos de trabajo, el señor Barrunto viajó al extranjero y regresó dos meses después. Al entrar en su casa encontró a su mujer compartiendo la cama con un desconocido. El señor Barrunto se alegró mucho. ¿Cómo se explica?

El túnel y los trenes

En una línea de ferrocarril, el tendido tiene doble vía excepto en un túnel, que no es lo bastante ancho para ambas. Por ello, en el túnel la línea es de vía simple. Una tarde, entró un tren en el túnel marchando en un sentido, y otro tren entró en el mismo túnel, pero en sentido contrario. Ambos iban a toda velocidad; y sin embargo no llegaron a colisionar.

¿Cómo es posible?

Soluciones

1. La presunción errónea es que café significa "líquido". El anillo cayó en una taza de café en grano.
2. El río Hudson estaba helado cuando el reverendo se paseó sobre sus aguas.
3. El desconocido era su hijo que había nacido durante su ausencia.
4. Un tren pasó por el túnel una hora después que el otro.

Fuentes:
Libro: "Herramientas para Crear", Carlos Tescione.
Comentarios