Cómo limpiar correctamente un colchón

Compartir
Cómo limpiar correctamente un colchón

¿Alguna vez te has detenido a pensar que pasas un tercio de tu vida sobre tu colchón? Si no duermes tanto, puede ser algo menos, pero la realidad es que dormimos entre un cuarto y un tercio de nuestras vidas y todo ese tiempo lo pasamos ¡sobre el colchón!


A lo largo del tiempo, un colchón va absorbiendo suciedad que viene del cuerpo y del exterior (aunque esté cubierto por sábanas, secreciones como el sudor las traspasan cada noche y, en el caso de los colchones de los niños, eso incluye la orina). Además, un colchón acumula ácaros que vienen de las sábanas y mantas, y aunque las laves con frecuencia, permanecen en él. 

A pesar de todo esto, muchas personas no limpian el colchón nunca, y por lo general es porque no saben cómo hacerlo. Aquí podrás aprender una técnica para limpiarlo de forma muy sencilla.

colchón limpio

Materiales necesarios

truco para limpiar el colchon

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 2 gotas de jabón líquido
  • 250 ml de 3% de peróxido de hidrógeno
  • 1 botella con atomizador
  • 1 paño limpio

Preparación

paso a paso limpiar el colchon

1. Mezcla en un recipiente el peróxido de hidrógeno y el bicarbonato de sodio hasta que el polvo se disuelva por completo.

2. Agrega el jabón líquido y vuelve a mezclar.

3. Vierte en el atomizador.

Cómo utilizarlo

limpiar colchón

Para utilizarlo, agita bien la botella y rocía la preparación sobre las manchas y zonas oscuras que encuentres en el colchón. Deja que se seque, y luego frota con el paño seco. Elimina los restos de mezcla con una aspiradora.

La mezcla no se puede guardar porque pierde sus propiedades, así que prepara solo lo que vas a usar y aplícalo en el momento.

Consejos para cuidar tu colchón

limpiar colchones

  • Intenta, al menos algunas veces a la semana, no hacer la cama apenas te levantas, para que las sábanas se aireen antes de cerrar la cama.
  • Cuando cambies las sábanas, aprovecha para sacudir el colchón y dejarlo un rato al aire libre.
  • Si entra el sol en la habitación, deja que le de directamente al colchón descubierto.
  • Da vuelta el colchón periódicamente en ambos sentidos (cambia la cara sobre la que se apoya, y también coloca el lado de la cabeza para el lado de los pies, pero no las dos cosas a la vez).
  • No te acostumbres a usar la cama como sillón ni hacer actividades sobre ella (como escribir en la computadora), porque el colchón solo está preparado para estar en forma horizontal.

Fuentes:
Comentarios